Luego de que el gobierno de España realizó la petición formal de rescate para su sector financiero, los ministros de Finanzas de la zona euro aprobaron el desembolso del salvamento y confirmaron que será de 39,500 millones de euros, que se prevé serán entregados la próxima semana.

El programa de rescate del sector bancario va en la buena dirección y cumple con todas las condiciones contempladas en el memorando de entendimiento , afirmó el presidente del eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

Las entidades nacionalizadas que tendrán derecho a dicho rescate son: BFA-Bankia, Cataluña Caixa, Novagalicia y Banco de Valencia.

El plan tiene contemplado que Bankia, la mayor unión de cajas de ahorros, recibirá 17,960 millones de euros, mientras que Cataluña Caixa obtendrá 9,080 millones, Novagalicia 5,425 millones, y Banco de Valencia tendrá 4,500 millones de euros, precisó el ministerio de Economía del gobierno de Mariano Rajoy momentos antes de la reunión.

Además, de los 39,500 millones de euros del rescate, 2,500 millones serán utilizados para financiar la Sareb, sociedad encargada de gestionar los activos tóxicos inmobiliarios de los bancos españoles, llamada también el banco malo.

Liberbank, Caja3, CEISS y BMN son las entidades bancarias que forman parte del banco malo.

Celebramos la decisión del directorio del Mede (Mecanismo Europeo de Estabilidad) de autorizar el desembolso , recalcó Juncker al final de la reunión de ministros de Finanzas de la eurozona.

Desde que comenzó la crisis financiera, en el 2008, el sector financiero español no ha logrado reponerse, además de que dicha recesión ha provocado una oleada de fusiones y de compras de las entidades más frágiles.

En días pasados, la Comisión Europea dio luz verde al plan de reestructuración de las entidades financieras de España, luego el ministro de Finanzas español, Luis de Guindos, hizo las negociaciones pertinentes para llegar al acuerdo definitivo que rescatará a las entidades financieras de la banca rota.