Las fábricas británicas perdieron impulso en julio y el sector de manufacturas arrojó su peor desempeño en casi dos años, indicó el miércoles un sondeo, lo que plantea nuevos interrogantes sobre la necesidad de una prevista alza de tasas de interés del Banco de Inglaterra (BoE) esta semana.

El Índice de Gerentes de Compra (PMI), elaborado por IHS Markit/CIPS sobre la actividad de manufacturas del Reino Unido bajó en julio a 54 desde 54.3, su segundo menor nivel desde fines del 2016 y por debajo de la estimación promedio de 54.2 entregada por economistas en un sondeo de Reuters.

Rob Dodson, director de IHS Markit, dijo que el sector —que representa 10% de la economía británica— no había provisto un importante respaldo al crecimiento en lo que va del año.

“Si la combinación de un crecimiento débil y un debilitamiento de las presiones de costos para los manufactureros se refleja en el sector de servicios, la decisión del Banco de Inglaterra (de subir las tasas) estará lejos de ser unánime e incluso las autoridades podrían encontrar argumentos para frenarla (el ajuste monetario)”, declaró.

El sondeo PMI para la industria de servicios británica será publicado mañana, pero es posible que se filtre antes de que las autoridades del BoE tomen su decisión de política monetaria hoy.

Analistas esperan en su mayoría un alza de tasas de interés, incluso aunque la economía británica está creciendo lentamente, mientras el Reino Unido se prepara para dejar la Unión Europea posiblemente sin un acuerdo en torno a los lazos comerciales entre las dos partes.