El gobierno de Andrés Manuel López Obrador inicio el 2019 con menores ingresos presupuestarios, pues en enero fueron por 447,959 millones de pesos, lo que significó una reducción del 7.5%, en términos reales y respecto del primer mes del 2018.

 

De acuerdo con las estadísticas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), lo anterior se debió principalmente a que los ingresos petroleros tuvieron una disminución anual de 52.3%, con lo que se ingresaron 44,456.6 millones de pesos.

 

En tanto, los ingresos que se obtienen de la recaudación de impuestos fueron por 318,497 millones de pesos (2.3% más). Es decir, los ingresos tributarios fueron 7.1 veces mayores a los ingresos que se obtienen de la renta petrolera.

 

Por la recaudación del Impuesto Sobre la Renta (ISR), el gobierno obtuvo 172,013 millones de pesos, 1.4% más que en enero del 2018; mientras que del Impuesto al Valor Agregado (IVA), el erario se benefició con 90,664 millones de pesos, aunque significó una reducción del 12.3 por ciento.

 

Crece recaudación por IEPS a gasolina

 

El Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se cobra en la gasolina y el diésel tuvo una recuperación y reportó una recaudación de 29,690 millones de pesos, 125.7% más que lo registrado en enero del 2018.

 

Lo anterior se debió a que, el nuevo gobierno no uso el estímulo fiscal a los precios de la gasolina y cobró el impuesto completo que se tiene por cada litro de Magna, Premium y Diésel.

 

Con dichos recursos, los ingresos generales del IEPS fueron por 45,378.4 millones de pesos, lo que significó un aumento del 54.5%, respecto de enero del año pasado.

 

Ramos autónomos reducen gasto en 55%

 

Durante enero, el segundo mes de gobierno de López Obrador, el gasto neto del sector público fue de 506,709 millones de pesos, lo que significó una reducción del 1%, en términos reales y respecto de enero del 2018.

 

En diciembre del 2018, cuando tomó posesión, el gasto se redujo en 16.6%, año contra año.

 

El rubro de servicios personales, que se refiere al gasto en burocracia reportó una reducción del 5.1%, con lo que ejercieron 98,101 millones de pesos.

 

El mayor ajuste se registró en los ramos autónomos, pues tuvieron un gasto de 2,819 millones de pesos, es decir, un ajuste del 55%, en términos reales y respecto del 2018.

 

El Poder Judicial tuvo la mayor reducción de gasto con 88.8% y el Poder Legislativo de 29 por ciento.

 

Las dependencias de gobierno también registraron una disminución de su gasto del 5.8%, con lo que erogaron 67,269 millones de pesos.

 

Déficit crece

 

Por lo anterior, el balance financiero del sector público registró un déficit de 42,735 millones de pesos, el cual es mayor al déficit de enero del 2018 que fue por 20,418 millones de pesos.

 

El balance primario, que se refiere a los ingresos y gastos del gobierno sin considerar el pago de intereses, registró un superávit de 15,907 millones de pesos. No obstante, fue menor al superávit de enero del 2018 que fue por 36,642 millones de pesos.

 

Con dicho panorama en las finanzas públicas, el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa afirmó que las finanzas públicas del país se encontraban “muy bien”.

 

“Vamos muy bien. Es el primer mes, alcanzamos la meta del balance primario y vamos bastante bien”, dijo escuetamente, luego de participar en la firma de convenio entre el gobierno de la Ciudad de México y la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda.

 

rrg