Yon de Luisa Plazas asumirá la presidencia de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut) una vez concluido el Mundial de Rusia 2018, cuando Decio de María haga efectiva su renuncia al organismo.

De Luisa, elegido presidente por unanimidad en Toluca tras una asamblea de dueños de los equipos mexicanos de futbol, es vicepresidente de la división Deportes de Grupo Televisa y fue presidente del Comité Organizador del Mundial Sub-17.

Los objetivos de Yon de Luisa como titular de la Femexfut serán, entre otros, preparar y afianzar la candidatura de México como sede de la Copa Mundial de 2026, además de fortalecer la División de Ascenso y trabajar por la unidad de la federación.

Decio de María, a la fecha con 63 años de edad, había suplido a Justino Compeán en la titularidad de la Femexfut en agosto de 2015. Compeán venía liderando desde septiembre de 2006 a la máxima liga del futbol mexicano.

De María conoció desde entonces una nueva faceta de para su carrera profesional en el mundo de los negocios deportivos, aunque su trayectoria la inició con cargos en la desaparecida Secretaría de Comercio y Fomento Industrial (Secofi) y el Banco de México, a donde llegó como con estudios en economía por el ITAM. Decio de María también conoce de nuevas tecnologías, ya que en 2002 fue nombrado secretario general de la Organización de Telecomunicaciones Iberoamericanas (OTI).

El hoy saliente ex jefe de la Femexfut tuvo la misión de superar el trabajo de Justino Compeán conseguido en casi una década de liderar al organismo: una Copa de Oro, un Mundial Sub 17, una medalla de oro en Juegos Olímpicos y derramas económicas por cerca de 200 millones de dólares sólo en años mundialistas.

Hallar a un estratega para la Selección Mexicana de Futbol y llevar al Tri a Rusia 2018 fue la misión esencial de su gestión y la consiguió.

Ahora, Yon de Luisa tendrá como deber conseguir la sede para México junto con Canadá y Estados del Mundial 2026.

Para Yon de Luisa una de las misiones prioritarias será fortalecer la imagen de la FIFA y de la misma Femexfut, seguidamente sacar a la Selección Mexicana de Estados Unidos como principal plaza para sus encuentros internacionales.

También deberá asegurar ante sus contrapartes de Estados Unidos y Canadá, una vez ganada la sede FIFA de 2026, el partido de inauguración. Y en el camino, fortalecer a la liga de futbol local.