El serbio Novak Djokovic aseguró que es "una gran satisfacción" el anuncio de que volverá a ser el número uno del tenis mundial a partir de la próxima semana, una vez concluido el torneo de París-Bercy.

"Es una gran satisfacción. Demuestra que ha sido una gran temporada para mí. Era muy difícil repetir lo que hice en 2011, pero ganar un título del Gran Slam, cinco títulos hasta el momento y ser regular, me ha permitido llegar hasta aquí", declaró el serbio en conferencia de prensa.

"Estoy muy orgulloso de lo que he conseguido. Quedan dos torneos importantes: aquí, en París-Bercy y, evidentemente, la próxima semana en Londres (para el Masters)", añadió.

Djokovic declaró que la clave de su éxito esta temporada ha sido "no equivocarse de programa". "He disputado más de 80 partidos, lo que significa que he jugado a un alto nivel y que he ganado muchos encuentros. Pero tampoco he jugado muchos partidos y traté de concentrarme en los torneos más importantes".

"Físicamente me siento bien en este momento. Claro que no soy el tipo más fresco del circuito, porque he tenido una temporada larga. Pero quiero aguantar estas dos próximas semanas, jugar los mejor posible y marchar de vacaciones", añadió.

El serbio admitió que la mejor manera de preparar el Masters (en el que participan los ocho mejores jugadores del circuito) no es disputando una semana antes un Masters 1,000 como el torneo de París-Bercy, "pero el calendario es así". "Debemos adaptarnos y aceptarlo", agregó, aunque advirtió que a final de temporada los jugadores deberán hablar para tratar de cambiar el calendario.

EISS