A Miguel Herrera le sigue causando nervios el dirigir en Liguilla. No importa que el entrenador de Tijuana tenga en puerta su fase final número 17 en el banquillo, en charla con El Economista, el Piojo aceptó sentir adrenalina por saberse en una fase importante . Además, el estratega fue sincero y reconoció que tras cerrar el torneo regular con una derrota, espera que sus dirigidos recuperen la concentración y contundencia, situación que, asegura, los llevaría a ser un equipo muy difícil de vencer .

Xolos concluyó en primer lugar de la Tabla General con 33 puntos, producto de 10 triunfos, tres empates y tres descalabros, dos de ellos en las últimas dos fechas del Apertura 2016, ante Tigres y Veracruz. Ahora su rival en cuartos de final será el León, club que con Javier Torrente se mantiene invicto.

A pesar de que el cierre de campaña no fue el mejor para el plantel de Herrera, Miguel destacó que el grupo está bien y que la derrota llega en buen momento . Eso sí, enfatizó que deberán de trabajar para que en su serie ante los esmeraldas desaparezcan los excesos de confianza y se reencuentren con la contundencia.

Una vez que concluyó la participación del cuadro de la frontera en la fase regular, el Piojo pidió a sus jugadores no olvidar que el torneo que realizaron fue muy bueno , por lo que ahora la misión será retomar el nivel que los llevó a asegurar el superliderato, situación que, asegura el entrenador, permitiría a su plantel convertirse en una escuadra muy difícil de superar.

Antes de que arranquen los cuartos de final, Herrera lanzó un mensaje para el León y cualquier otro conjunto que se vaya a encontrar con sus Xolos: Seremos un equipo que ataca, que se defiende bien y sabe qué tiene que hacer dentro de la cancha, pero que, sobre todo, cuenta con actitud y determinación , advirtió.

Finalmente, el entrenador reconoció que en el seno de su vestidor están conscientes de que esta fase final significa una oportunidad importante para trascender, por lo que además de intentar desplegar buen futbol, sus pupilos se matarán dentro de la cancha , con la intención de dar espectáculo ante cualquier afición y entregarle una alegría a los fanáticos de Xolos.

Herrera y su cuerpo técnico esperan que los descalabros ante Tigres y Veracruz en la recta final del torneo regular sólo hayan sido un aviso que llegó a tiempo para así, ante León, volver a ser un equipo concentrado, contundente y determinante, virtudes que necesitarán para propinarle la primera derrota a los esmeraldas bajo la dirección técnica de Javier Torrente.