El español Alejandro Valverde (Movistar) logró este sábado la octava etapa de la Vuelta a España, un recorrido de 174,7 kilómetros entre Lérida y la Collada de la Gallina, en Andorra, en un día en el que 'Purito' Rodríguez (Katusha) mantuvo el liderato.

En el alto de la Gallina, un puerto de primera categoría, y a un kilómetro de la meta, atacó Alberto Contador (Saxo Bank) y parecía que la victoria era suya, pero una arrancada de Valverde en los últimos metros, como ya hizo en la tercera etapa, cuando arrebató la etapa a Rodríguez en la misma línea de llegada, le llevó al triunfo.

A su rueda, cogiéndole la espalda al ganador de dos Tours, entró 'Purito', que afianzó su liderato logrando sacar 14 segundos al británico Chris Froome (Sky) y algo menos de un minuto a Igor Antón (Euskaltel).

Ahora Rodríguez tiene 33 segundos de ventaja sobre Froome, 40 sobre Contador y 50 sobre Valverde, el cuarteto de ciclistas que está protagonizando la lucha por la general en la Vuelta.

La fuga del día la protagonizaron el combativo Javier Aramendia (Casa Rural), Javier Ramírez (Andalucía), Amael Moinard (BMC), Mickael Buffaz (Cofidis), Cameron Meyer (Orica GreenEdge) y Martijn Keizerz (Vacansoleil), que fueron cazados al comienzo del puerto de la Gallina, después de que Sky impusiera un gran ritmo en el pelotón preparando el ataque de su líder, Froome.

Después de neutralizar a los valientes del día, los favoritos se hicieron con las riendas de la prueba en La Gallina y, como era de esperar, se sucedieron los ataques.

Primero lo intentó Valverde cuando restaban tres kilómetros y cuando quedaban dos fue el turno de Froome y Contador, que lograron distanciarse del murciano y de Rodríguez, aunque finalmente no culminaron con éxito la aventura.

En el último kilómetro Contador probó suerte de nuevo pero finalmente el triunfo fue para Valverde.

El murciano, de 32 años, volvió esta temporada a la competición tras estar dos años sancionado por su implicación en la 'Operación Puerto', red masiva de dopaje sanguíneo.

'Valaverde', que ya ganó una etapa en el pasado Tour de Francia, en el que sufrió varios percances físicos, está demostrando en esta edición de la Vuelta un gran estado de forma y un fino olfato en los finales apretados.

La novena etapa, que se disputa el domingo, tendrá un recorrido de 196,3 kilómetros entre Barcelona y Andorra y será un escenario propicio para que los sprinters se disputen la victoria.

ERP