Hyeon Chung, verdugo de Alexander Zverev y Novak Djokovic en los últimos días en el Abierto de Australia (primer Grand Slam del año), emerge a los 21 años como una de las grandes promesas del circuito. El surcoreano tiene como ídolo al serbio y un estilo de juego que parece hecho a réplica del suyo, además de una historia bien particular.

¿Sus victorias son casualidad? No, que quede claro eso. Apenas en noviembre pasado se llevó el Masters de la NextGen (que reúne a los tenistas menores de 21 años) tras derrotar al ruso Andrey Rublev. Así que poco a poco ha ido ganando sitio. La buena noticia para los aficionados del tenis mexicano es que hace unos días Raúl Zurutuza, director del Abierto Mexicano de Tenis, lo confirmó junto a Alexander Zverev, Denis Shapovalov, Jared Donaldson  y el propio Andrey Rublev.

Chung, nacido en Corea del Sur el 19 de mayo de 1996, llegó al tenis luego de hacer una consulta médica por sus problemas de visión, en la que el profesional le aconsejó que se concentrara en el color verde para ver mejor.

Fue entonces que su padre, extenista que hoy ejerce como coach, le sugirió que el deporte de la raqueta podía ser su mejor terapia, porque, si seguía permanentemente a la pelota y su particular color, entonces su visión podría mejorar... y lo logró. Siempre, sin embargo, con anteojos, los mismos que utiliza en las pistas.

“Es el día más feliz de mi vida. Hoy mis sueños se han hecho realidad, venciendo a uno de los tenistas más grandes en la historia del tenis. Nole es uno de mis grandes ídolos y el poder vencerle en un Grand Slam es algo indescriptible”, dijo el tenista de la NextGen.

Tras caer ante el surcoreano, Novak Djokovic dijo en la madrugada de ayer: “Definitivamente es un jugador que aspira a estar entre los mejores 10, qué tan lejos llegue depende de él. Evidentemente lo respeto mucho porque trabaja arduamente, es disciplinado, es buena persona, discreto. Se ve que le importan su carrera y sus actuaciones”.

Hasta ahora Hyeon Chung tiene en su carrera como profesional 1.7 millones de dólares en ganancias. ¿Qué beneficio financiero le da ubicarse ya entre los ocho mejores del Abierto de Australia? De entrada ya sabe que tiene 320,000 dólares en la bolsa y en caso de calificar a semifinales si vence a la otra sorpresa, Tennys Sandgren (eliminó a Dominic Thiem), se llevaría al menos 704,000 dólares.