En el 2009 fue elegido en la ronda 43 en el draft de Las Grandes Ligas, situación que llegó por sorpresa para Colin Kaepernick. Cubs optó por él con sólo conocer el antecedente de que era capaz de lanzar una bola de beisbol a 90 millas por hora, pero él llevaba tres años sin jugar el rey de los deportes.

Colin practicó beisbol durante el periodo en el que cursó la preparatoria -registró una marca como pitcher de 11-2-, también baloncesto -promedió 15.4 unidades por duelo- y futbol americano. Él destacaba por su precisión, fuerza y la capacidad de concentración , relató a la AP el cazatalentos de Chicago, Sam Hughes.

Kaepernick fue claro con su pretensión de querer dedicarse a jugar futbol americano. Hughes comentó que trató de convencerlo, pero sus esfuerzos no resultaron.

Su habilidad para lanzar y además correr llamaron la atención. Asimismo, tuvo la oportunidad de realizar pruebas en una docena de equipos. En el 2011, buscó un lugar en la NFL, aunque había un par de dudas sobre su desempeño en la cancha.

Con la Universidad de Nevada, donde portó el número 10 en su jersey del 2007 al 2010, acumuló 10,098 yarda; su porcentaje de pases completos fue de 58.2%; le interceptaron 24 pases, dio 82 pases para anotación y acumuló 4,112 yardas por tierra.

El chico originario de Wisconsin fue seleccionado en la segunda ronda por San Francisco, por lo que Colin pensó que lo hicieron menos por el sistema en el que jugaba, porque era una escuela chica y la competencia no era tan buena. Siempre hubo razones para decir que no podía ser un buen mariscal de campo , dijo el líder de 49ers.

Durante la temporada 2012 colaboró para que la franquicia llegara hasta el Super Bowl, el cual perdió ante Baltimore. Para el 2013 se quedó en las finales de conferencia.

Cabe señalar que lo hecho en la cancha por el mariscal de campo captó la atención de los aficionados, que colocaron su jersey como la más vendida del mes de abril a septiembre del 2013.

Su continuidad era la prioridad para el combinado. El equipo acordó seis temporadas por 126 millones de dólares. El contrato ubicó al líder de San Francisco entre los 10 jugadores mejor pagados en su posición; el monto por el que firmaron a Kaepernick, explicó el gerente general de 49ers, Trent Baalke, fue por su trabajo y dedicación. Ha jugado un rol integral en el éxito reciente de la organización .

Esta cuarta campaña para el chico de 27 años es distinta, pues San Francisco es el tercer equipo que más capturas de quarterback registra, que a su vez coloca a Kaepernick como el mariscal de campo que en más ocasiones han derribado en la fase regular, debido a que las defensas rivales lo han hecho en 49 ocasiones y hace que acumule 10 capturas más que la temporada anterior. Aunque todavía faltan dos fechas por disputar, su porcentaje de pases indica que es efectivo en seis de cada 10. En la temporada previa lo fue en un 62 por ciento. En cuanto a los pases para anotación, hasta ahora registra 16 pases.

Por tierra, Colin suma 100 yardas menos que la temporada pasada, cuando recorrió 524 yardas y cinco balones sueltos, dos más que el 2013. Pero la cifra disminuye al compararla con el 2012, cuando perdió en siete ocasiones el ovoide. En esa época registró 415 yardas por tierra.