Boca Juniors y River Plate, los dos equipos más populares de Argentina, empataron a dos el domingo en la final de ida de la Copa Libertadores. El estadio “La Bombonera” de Boca tuvo la presencia de 51, 000 espectadores.

Boca como conjunto local abrió el marcador a los 33 minutos por intermedio de Ramón Ábila, tras un doble remate dentro del área. Sin embargo, River empató dos minutos más tarde a través de Lucas Pratto, tras una distracción de la defensa local.

El equipo “xeneize” volvió a ponerse en ventaja a los 45 minutos gracias a un remate de cabeza de Darío Benedetto, quien había ingresado debido a la lesión de su compañero Cristian Pavón.

En el segundo tiempo, River empató nuevamente a los 60 minutos con un gol de Carlos Izquierdoz. Boca contó con la oportunidad para llevarse la victoria a los 90 minutos a través de Benedetto, tras una escapada de Carlos Tévez, pero el arquero Franco Armani mantuvo el 2-2 en el marcador con una gran atajada.

“¡Vamos! Todavía no estamos muertos”, arengó el ídolo local Tevez a sus compañeros en el campo de juego, luego de la igualdad como local.

“La sensación es positiva, porque el equipo no se quedó en la adversidad”, dijo el capitán millonario Jonatan Maidana.

“Vinimos (al estadio de Boca) a buscar una victoria, pero no nos vamos disconformes. Vamos a hacer el esfuerzo para que la Copa quede en casa”, agregó.

La final entre Boca y River es la primera entre dos equipos de un mismo país en la principal competencia del fútbol sudamericano, desde que comenzó a disputarse en 1960, por lo que ha captado la atención mundial. La Conmebol se refirió al duelo como “súper final” y la prensa local lo llamó “el partido más importante de la historia”, por tratarse de los dos clubes más “grandes” del país sudamericano.

Con estos enfrentamientos es la tercera vez que ambos equipos argentinos se encuentran en una final, después del triunfo de Boca en el torneo Nacional de 1976 y la victoria de River en la Supercopa Argentina de este año.

El club “xeneize” busca el séptimo trofeo continental de su historia, luego de los títulos en 1977, 1978, 2000, 2001, 2003 y 2007. Mientras que el “millonario” fue campeón en 1986, 1996 y 2015.

La revancha está programada para el sábado 24 de este mes en el estadio Monumental de River.

•••

El delantero de Boca Juniors Darío Benedetto consideró “justo” el empate.

“Futbolísticamente fue mejor Boca, pero River también hizo su partido, es un justo resultado”.

El delantero, autor del segundo de los goles auriazules, admitió errores del equipo local.

“Hicimos un excelente partido, aunque es cierto que nos equivocamos en algunas pelotas”.

Mientras que el delantero ‘millonario’ Lucas Pratto opinó:

“Hicimos buen partido en lo grupal en el primer tiempo, en el segundo ya se emparejó. Tendremos que definir en el Monumental y ahí será a matar a morir”.

Pratto, autor del primero de River, elogió al arquero de Boca, Agustín Rossi, porque “tapó pelotas espectaculares”, una de las figuras del partido.

“Esto es fútbol y hay que trabajar para la próxima final, esperemos que en casa podamos salir campeones”.

De su lado, su compañero en River el defensor Javier Pinola se dijo “contento, pero no conforme”.

“Hicimos bastante bien, habrá que corregir cosas”, admitió.