La final entre Toluca y Santos tendrá un valor de 414.1 millones de pesos. En la presente edición el costo de los boletos es uno de los puntos más altos; por ejemplo, Santos tiene el segundo ticket promedio más caro desde el Apertura 2012.

En el cálculo se tomaron en cuenta rubros como la venta de boletos de ambos juegos, el consumo promedio de cerveza en los estadios, la publicidad estática y en televisión, así como los bonos a los equipos finalistas de parte de los patrocinadores.

El Informe del Negocio de la Final del futbol mexicano realizado por El Economista, indica también las condiciones socioeconómicas, hábitos de consumo y preferencias de los aficionados de ambas sedes. Además, las televisoras nuevamente recurren a la modalidad de compartir la señal, lo que se traduce en mayores ingresos por publicidad.

En cuanto a los boletos para el partido de ida, es el segundo más costoso. Torreón está entre las 15 ciudades con mayor poder adquisitivo de México, y es un lugar en el que el negocio de la cerveza encuentra sitio para desarrollarse como ocurre en el norte del país. Otro punto importante en el negocio de la final es la publicidad en estadios y transmisiones de televisión.

Para esta final, a pesar de que TV Azteca tiene los derechos de transmisión de Santos, dicha televisora ha llegado a un acuerdo con Imagen TV para que también transmita la final.

Las redes sociales y la señales de TV son otras plataformas que juegan en el negocio de la final. Mientras tanto, los directivos de dicha empresa se encuentran negociando con Televisa para poder llevar también el compromiso definitivo del próximo domingo.

Sólo este rubro implicaría que se muevan 211.2 millones de pesos entre los dos partidos, con inversiones de las marcas que quieran aparecer por 20 segundos en un spot en TV, por un costo de hasta 377,142 pesos, en el caso de Televisa, mientras que en Azteca e Imagen TV, 33% menos.

En la cantidad total se deben tomar en cuenta las inversiones por aparecer en un tapete en el estadio (son 12 por partido y cuesta 1 millón por tapete), así como las marcas que se observan en la rotativa, medio por el cual pagan 600,000 pesos el minuto.

A estos rubros hay que sumar 15 millones por conceptos de bonos que los patrocinadores entregan a cada uno de los clubes finalistas, y aproximadamente 120 millones de la derrama económica que se genera entre las dos sedes por la realización de los partidos.

Santos, el que más ingresará en venta de boletos

La venta de entradas para la final del Clausura 2018 significará la mejor derrama económica de Toluca y Santos en taquilla en todo el semestre.

El aumento en los precios respecto a la fase regular del torneo representa casi el doble si se trata del Territorio Santo Modelo (TSM), y en el caso del estadio Nemesio Diez el incremento para el partido ante los Guerreros es 12% más costoso que los boletos para los juegos de mayor categoría en el torneo, las visitas de Cruz Azul y Guadalajara.

La derrama económica de la final en taquilla asciende a 48.5 millones de pesos, de los cuales 29.9 millones corresponden al juego de ida en el TSM, y 18.6 millones para el juego en Toluca.

Hay que tener en cuenta que los precios en los boletos reflejan las realidades económicas de las ciudades a las que representan.

Por ejemplo: el costo promedio de un boleto para la final de ida en Torreón llega a 1,024 pesos y ubica al encuentro como el segundo más costoso desde que El Economista realiza el informe del negocio de la final del futbol mexicano, ya que sólo es superado por el encuentro de vuelta entre Chivas y Tigres de hace un año, en el estadio Omnilife, donde el costo medio de entrada llegaba hasta los 1,058 pesos.

De acuerdo con el estudio: Indicadores Regionales de la Actividad Económica, realizado por Citibanamex, en el cual se incluye a las 44 regiones metropolitanas o áreas urbanas más importantes del país, Torreón tiene un poder adquisitivo per cápita de 11,352 dólares anuales, que la ubican entre las 15 zonas con mayor poder adquisitivo.

En tanto, Toluca es la penúltima ciudad en términos de ingreso per cápita anual, sólo arriba de Tlaxcala, con ingresos de 6,786 dólares. El precio de las entradas para el juego de vuelta en la capital del Estado de México es de 600 pesos, apenas 12% más caro que para los juegos de temporada regular ante Cruz Azul y Guadalajara.

Consumo de cerveza depende del resultado

De los 6.1 litros de cerveza que consume en promedio un mexicano al mes, 30% lo hace en los estadios de futbol

Según un estudio de Kantar Worldpanel México, nuestro país es el sexto que más consume de cerveza en el mundo y el segundo a nivel Latinoamérica, y con datos de la Organización de Cerveceros de México que indica que los aficionados a los estadios consumen un vaso por partido, y tomando en cuenta que cada 15 días los clubes juegan en su estadio, los seguidores deben 1,770 mililitros en los juegos de futbol.

En el estadio Nemesio Diez y Territorio Santo Modelo se venden vasos con 885 mililitros, con un consumo medio de una unidad por aficionado, aunque puede variar dependiendo del resultado del equipo local, ya que si el marcador es favorable, la ingesta de cerveza se puede elevar hasta 1.5 vasos por aficionado, según la Cámara de la Cerveza.

Santos Laguna percibirá un aproximado de 2.3 millones de pesos por la venta de cerveza, resultado de las 29,237 unidades que venderán en el juego de ida a un costo de 80 pesos. Mientras, en el encuentro de vuelta, Toluca obtendrá 2.1 millones de pesos, debido a que el costo en menor en el estadio Nemesio Diez, 70 pesos, y los 31,000 vasos de bebida que venderán durante el partido.

Según el estudio de Kantar Worldpanel México, la región del país que más cerveza consumo es el norte, incluyendo Torreón. Entre los factores que inciden en los hábitos de consumo de la cerveza se encuentran las condiciones climatológicas (calor intenso), el poder adquisitivo de los habitantes y que 15% de los consumidores aprovechan promociones de precio o regalos.

Publicidad, el gran aporte económico

Ambos clubes finalistas han llegado a esta instancia con el respaldo de sus patrocinadores. Mientras Santos Laguna cuenta con 18, Toluca tiene acuerdos comerciales con nueve empresas.

En Torreón  se aprovechará más la exposición que da una final, debido a que los Guerreros cuentan con más sponsors locales que “pocas ocasiones pueden ponerse ante la mirada de todo un país y millones de aficionados”, según explica Luis Edoardo Gutiérrez, experto en mercadotecnia deportiva.

Entre las marcas que se pondrán en el mapa de la final del Clausura 2018 y que tendrán transmisión por Televisa, TV Azteca e Imagen TV, están: Peñoles, Bokados, Combugas y Pilgrims, esta última una empresa de proteína animal con presencia en 18 países y que tiene en Querétaro sus oficinas corporativas.

Por parte de los diablos, Banamex, Under Armour, Aeroméxico, Citibanamex, Corona, Chevrolet , Coca-Cola, Seguritech y LG podrán sentirse “satisfechos” de estar ligados a un equipo “ganador en los últimos tiempos” que irá en busca de su décimo primer campeonato de Liga.

Los clubes recibirán bonos

El que las marcas que visten a los equipos puedan destinar hasta 15 millones de pesos en bonos se debe a que, de acuerdo con Rosendo Lorenzo, experto en marketing deportivo, el precio de las camisetas se elevarán entre “40 y 50%”. Además, estas empresas tienen en su favor que ambos clubes finalistas cuentan con una base de seguidores que supera los 2 millones de aficionados.

De acuerdo con una encuesta realizada por Consulta Mitofsky en febrero del 2018, mientras Santos  Laguna tiene 2.3% de las preferencias de la afición mexicana, que significan 2 millones 86,000 personas, Toluca cuenta con 3.7% de los seguidores de la Liga MX, que representan 3.35 millones de fanáticos.

Con estas cifras, Puma y Under Armour, que visten a los dos finalistas, pudieron “sentirse seguros de que harán un gran negocio” desde que se colocaron en la serie por el título.

El sector de servicios también gana

De acuerdo con cifras reveladas esta semana por la Cámara Nacional de Comercio, se espera que los juegos por el título en Torreón y Toluca dejen una derrama de 60 millones de pesos en cada sede.

“Hoteles, restaurantes, transporte terrestre, aéreo, agencias de viaje, transporte privado, taxis, tiendas de ropa y souvenirs se verán beneficiados con esta fiesta deportiva”, advirtió el organismo.

En Torreón existe el antecedente de la final entre Santos y Gallos hace tres años. En dicha serie, cuando los guerreros fueron locales, Juan Carlos Carmona, vicepresidente de Canirac Laguna, reportó un incremento de 50% en las ventas de los bares, mientras que en los restaurantes se calcula uno de entre 30 y 35 por ciento.