El último torneo mayor del año significó una derrama económica de 133.7 millones de dólares para Escocía en 2018, según un estudio realizado por el estudio del Centro de Investigación de la Industria del Deporte de la Universidad Sheffield Hallam.

Los 133.7 millones de ganancia para el único torneo mayor que se juega fuera de Estados Unidos, significan la mayor derrama de los cuatro torneos grandes que se disputan en el calendario golfístico. El Us Open tiene un registro de 130 millones de dólares, después están el PGA Championship y Augusta National con 120 millones de dólares. Lejanos a los 969 millones de pesos que involucra el World Golf Championship en México

El torneo que se juega en el Royal Birkdale Golf Club obtuvo una asistencia de 172,000 fanáticos, aspecto que involucró 86.2 millones de ganancias en boletaje. El país británico también se benefició de 63.7 millones en actividades de marketing relacionadas al destino a causa de que el evento se transmitió por televisión a más de 600 millones de hogares en 193 países diferentes. La región de Angus, donde se lleva a cabo el torneo, se benefició con 26.2 millones.

Casi la mitad de los espectadores que asistieron a The Open, 49 por ciento viajaron desde fuera de Escocia, mientras que la gran mayoría de los aficionados escoceses, el 84 por ciento, eran ciudadanos no residentes de Angus. Además, la investigación mostró que el  62 por ciento de visitantes indicaron interés de regresar al destino para vacacionar dentro de 12 meses.

“The Open Championship es sinónimo de Escocia como la Casa de Golf, y el Abierto de Carnoustie muestra a Escocia internacionalmente como el escenario perfecto para los grandes eventos” comentó la primera ministra británica, Nicola Sturgeon.

El turismo de golf tiene un valor de más de 357.6millones de dólares anuales en Escocia, lo que involucra uno de los principales proyectos en vistas al país, por ellos han establecido una estrategia de desarrollo que plantea obtener 406.4 millones a causa del golf en el año 2020

Martin Slumbers, director ejecutivo de The Royal and Ancient Golf Club of St Andrews, mencionó: “The Open tiene un historial comprobado de generar beneficios económicos sustanciales para el país anfitrión en el que se realiza, gracias a las decenas de miles de espectadores que asisten cada año.

El cierre de una temporada histórica

La participación de los golfistas Abraham Ancer e Isidro Benítez significó la primera vez en que dos mexicanos completan la primera temporada en participar en los cuatro grandes de la PGA. A pesar del hecho histórico, el desarrollo de ambos deportistas no fue el esperado a causa de no pasar el corte. Ancer quedó en la posición número 74 con dos sobre par, a un golpe de pelear por los puestos de clasificación. Mientras que Benítez quedó en el lugar 107 con cinco golpes sobre par.

Luego de no clasificar, el golfista de 28 años expresó su mal estar con el nivel mostrado: "Fue lo mismo jugué idéntico, no metí ningún birdie. No me siento nada contento con mi resultado".