Serena Williams está cerca del récord de los 24 títulos de Grand Slam y sólo la rumana Simona Halep podría impedirlo, una vez que se midan por el trofeo de Wimbledon.

La estadounidense de 37 años (que derrotó en semifinales a Barbora Strycova) se ha visto perturbada toda esta temporada, por dolores de rodilla.

“Me siento mejor que al principio del torneo, voy mejorando partido tras partido. Me gusta lo que hago y todas la mañanas me levanto para sentirme en forma.

Hoy estuve tranquila. Conmigo las cosas van día a día, ya lo saben. Estoy lejos de ser perfecta”, afirmó en referencia a sus estallidos de genio.

Un año difícil para Serena

La menor de las Williams está a una victoria de igualar el récord de la australiana Margaret Court con 24 trofeos de Grand Slam.

Es algo que la tenista viene buscando desde que en el 2017 ganó el Abierto de Australia. Pero después hizo una pausa para tener a su hija, Alexis Olympia, y no volvió a la competición hasta hace poco más de un año. Desde que llegó a la hierba londinense afirma poder por fin concentrarse y sentir mejores sensaciones. También Halep intentará hacer flaquear a esta gran luchadora.

“He jugado muchos partidos contra ella, pero muchos de ellos fueron ajustados. Por supuesto, respeto mucho lo que ha hecho y lo que está haciendo, pero me siento más fuerte mentalmente contra ella”, afirmó la rumana de 27 años.

Ésta será la primera final en Wimbledon para Halep, que derrotó con un juego muy agresivo a la ucraniana Elina Svitolina en semifinales.

Serena y Halep se han enfrentado 10 ocasiones en el circuito de la WTA, con nueve triunfos para la estadounidense, incluidos los últimos cinco.

La final será este sábado, pero hoy están programadas las dos semifinales masculinas, Roberto Bautista-Novak Djokovic y Rafa Nadal-Roger Federer.