El imperio de Serena Williams existe. La tenista es ya figura histórica del deporte estadounidense, se le reconoce por sus potentes servicios y los 23 títulos de Grand Slam que ha celebrado. Su trabajo en la cancha derribó barreras, estereotipos, y ahora es referencia por su visión para los negocios.

De acuerdo a Forbes, Serena se convierte en la primera atleta en llegar a la lista anual de las mujeres más ricas del mundo, con una fortuna estimada de 225 millones de dólares. La gran mayoría de esos billetes verdes son resultado del valor que representa su marca.

La revista coloca a Williams en el número 80 de la lista, que también incluye a celebridades como Oprah Winfrey (10), Beyoncé Knowles (51) y Kim Kardashian West ( 57).

Además de ganar 29 millones en el último año, en gran parte por los acuerdos de patrocinio con Nike y J.P. Morgan Chase, Serena ha invertido en 34 empresas nuevas en los últimos cinco años.

También recientemente inició Serena Ventures, que se centra en empresas fundadas por mujeres y personas de color.

Actualmente, los atletas son más ricos que nunca. Los 50 atletas mejor pagados del mundo ganaron en promedio 2,600 millones el año pasado, en comparación con los 1,000 millones de hace 15 años. Atletas como LeBron James, Stephen Curry y Kevin Durant han lanzado compañías de medios de comunicación, y Durant, Andre Iguodala y Carmelo Anthony invierten en activos de capital de riesgo.

Williams ya es parte de la élite.

“Quiero estar en la infraestructura. Quiero ser la marca, en lugar de ser la cara”, dijo en entrevista a la revista Forbes.

Más de 60% de las inversiones de Serena se han dirigido a empresas lideradas por mujeres de color, lo cual es significativamente más alto que las tendencias nacionales. Invierte en empresas relacionadas con comercio electrónico, moda, alimentación y salud, entre otras.

Según informa Forbes, Williams ha invertido sólo 6 millones en esas 34 startups, y en Serena Ventures la inversión se valora en más de 10 millones. Algunas de las compañías con mejor desempeño que respalda son Billie, Daily Harvest, MasterClass y The Wing. Ella también tiene su propia línea de ropa en línea, S por Serena.

Williams tiene en su agenda semanal un día dedicado a la familia, el sábado. Hace cuatro años, conoció a su esposo, Alexis Ohanian, cofundador de la comunidad en línea Reddit.

La única forma de encontrar suficiente de esas compañías en este momento es nutrirlas temprano, algo que Williams se enganchó después de invertir y perder (eventualmente) 250,000 en una empresa nueva en los años anteriores a Serena Ventures.

“Aprendí que no puedes gastar de más, pero también aprendí que me encanta invertir”, aseguró.

De las 34 compañías que respaldó a través de Serena Ventures, más de tres cuartas partes están en etapa inicial.

“Es divertido entrar allí. Yo no juego, no salto de los edificios. Soy el tipo de persona que no toma riesgos, pero sentí que la semilla era donde queríamos estar”, añadió.

Williams es posiblemente la mejor jugadora de tenis de todos los tiempos, así que eso también influye en su riqueza. Según Forbes, su premio en la carrera de 89 millones es el doble que cualquier otra atleta femenina, y está asociada con más de una docena de compañías.

Williams y Novak Djokovic son los jugadores de tenis mejor pagados de todos los tiempos, aunque hay una diferencia de más de 40 millones en sus ganancias totales de la carrera. Williams recibe ganancias de más de 88.6 millones de dólares, y Djokovic recientemente superó a Roger Federer con ganancias en su carrera que superan 131.0 millones.