Era demasiada emoción para contener un grito de gol. Carlos González fue diplomático en su primera anotación. Eligió el silencio, dejarse arropar por sus compañeros y trotar al banderín izquierdo del tiro de esquina para recibir halagos.

La razón: aquel código de honor que los jugadores se han impuesto de no festejar los goles que le anotan a los clubes en los que jugaron anteriormente.

Pero cuando anotas 2 goles en el mismo partido, marcas la quinta anotación de tu equipo en un juego que tuvo 8 anotaciones y consigues la segunda victoria de Pumas, no hay prudencia que quepa en un futbolista que se alimenta de goles.

Pumas derrotó 5-3 a Necaxa en el partido con más goles en lo que va del campeonato. Fue un ambiente festivo, las 30,800 personas que asistieron al aniversario del debut del equipo universitario en el estadio Olímpico no se sintieron defraudadas. Entre el minuto 53 y el 81 celebraron, lamentaron, gritaron 6 goles, una anotación cada cuatro minutos y medio.

“En un partido con 8 goles el aficionado se va contento, hay partidos de 0-0 que sí, te vas con un punto, pero te vas sin vida, ¡Caray!”, dijo Marcelo Michel Leaño, uno de los responsables de dar en CU un lindo recuerdo a los fans. De la victoria ante América de la semana anterior, Necaxa mantuvo su filosofía de atacar la habilidad y velocidad de sus jugadores.

Por eso no fue raro que fuera el equipo de Leaño el que marcó el primer gol del partido, en una acción que su colega de los Pumas definió como “una gran jugada donde hacen un movimiento de atracción y un ataque al espacio fantástico y culminan con una gran definición. Creo que fue más acierto de ellos que error de nosotros”, definió David Patiño.

Confianza y continuidad. Pumas y Necaxa brindaron un juego para legitimar estilos, los de la UNAM como ratificación al proyecto que encabeza Patiño, con refuerzos que llegan para redimirse, como Felipe Mora, Martín Rodríguez, excluidos del proyecto de transformación de Cruz Azul, y Carlos González, delantero paraguayo que ganó prestigio en Chile, un torneo de donde llegó el último killer de los Pumas Nicolás Castillo. La continuidad de Patiño es gracias a la paciencia de la directiva que desestimó la voz popular de su salida.

Necaxa apostó por Leaño como entrenador y su vocación ofensiva se reflejó en los nueve disparos a gol que crearon en el juego, uno más de los Pumas. También en la habilidad de Víctor Dávila y la precisión de Matías Fernández, autores de 2 y 1 gol, respectivamente.

Marcelo, el entrenador más joven, 31 años, y el único en la Liga MX que no llegó a jugar de forma profesional futbol, realizó un análisis más a fondo de los 5 goles que recibió, una semana después de vencer a América.

“En mi equipo nunca un jugador que intenta y se equivoca va a ser señalado, lo que yo no voy a tolerar es que no se atrevan”, dijo Leaño, después de reconocer el esfuerzo de sus jugadores, a pesar de que Ventura Alvarado tuvo dos acciones defensivas que provocaron los goles de Carlos González y Alan Mozo.

El plantel de Necaxa defiende el estilo que Leaño ha impuesto, estuvieron a 1 gol de empatar nuevamente el juego, pero al asumir riesgos, la efectividad de Pumas le dio la victoria definitiva.

Habían pasado dos años desde la última ocasión en que el estadio Olímpico era escenario de un juego con 8 goles. En los últimos cinco torneos, sólo uno de los 153 partidos de la fase regular llega a tal cantidad de goles.

“Me da mucho gusto que las directivas actuales tengan audacia y se la jueguen con técnicos jóvenes, capaces y que fortalecen una forma de jugar en el futbol mexicano (... ) Será labor de cada uno de nosotros consolidarse con resultados”, sentenció David Patiño.

Pumas nuevamente tiene un buen inicio, dos victorias en dos juegos; mientras Necaxa tiene un entrenador arriesgado y analítico que no sólo evalúa el resultado.

Tigres, 29 sin perder en casa

Los Tigres de la UANL alargaron a 29 encuentros su racha sin derrotas en el estadio Universitario, tras vencer 1-0 a Xolos de Tijuana.

El solitario gol del encuentro fue conseguido por el delantero francés André-Pierre Gignac a los 58 minutos. Con este resultado, los de la UANL llegaron a 6 puntos y el rival se quedó en 3. Este resultado le permitió a los felinos igualar la marca que tenía Pachuca de partidos consecutivos sin perder como local en torneos cortos.

Primera victoria de Lobos y Palencia

Lobos BUAP tuvo una buena presentación ante su público, al vencer 2-0 a Tiburones Rojos de Veracruz, para llevarse el partido de equipos que ocupan los últimos lugares de la tabla de porcentajes, en la primera victoria de Francisco Palencia como entrenador de los poblanos.

En el estadio Universitario de la BUAP, que tuvo buena entrada, las anotaciones para la primera victoria de Lobos fueron de Mauro Lainez al minuto 45 y de Diego Jiménez al 90.

Este primer triunfo le permitió a Lobos sumar sus tres primeras unidades, aunque se mantiene en mitad de la clasificación general, en tanto, los veracruzanos siguen en el fondo de la tabla, al hilvanar un segundo descalabro.

[email protected]