La población de futbolistas centroamericanos en la Major League Soccer creció 33.3% en los últimos cinco años. Países como Costa Rica, Honduras y Panamá se encuentran en el top 10 de territorios con mayor representación en el futbol estadounidense, que pasó de recibir a 24 jugadores de cinco naciones en el 2013, a los 32 elementos que actualmente están registrados en la MLS.

El torneo estadounidense es la competencia que más futbolistas aporta a la Copa Oro 2017, con un total de 48 elementos repartidos de ocho selecciones diferentes. Roger Espinoza, quien cumplió el American Dream, cuando llegó a los 12 años a suelo yanqui y, después de su desarrollo y una transferencia al futbol inglés, se convirtió en el futbolista centroamericano mejor pagado de la MLS.

Un estudio de la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales indica que en Costa Rica el salario máximo para un futbolista llega a los 60,000 dólares mensuales, mientras que el promedio de ingresos apenas se encuentra entre los 300 y 600 dólares mensuales para el grueso de jugadores de las ligas locales.

En Honduras, los mejores salarios pueden llegar hasta los 10,000 dólares mensuales, mientras que en Guatemala tienen un tope de 8,000 dólares, teniendo como ingresos promedios hasta 55% de los futbolistas menos de 3,000 dólares mensuales.

Antes teníamos pocos equipos que traían jugadores de afuera, ahora todos los equipos buscan los mejores jugadores. Cualquier equipo puede ganarte, no hay dinastías como en el pasado y eso es bueno para la Liga, es mucho más difícil2, indicó Roger cuando Sporting Kansas City le ofreció un contrato 10 veces mejor que a cualquier futbolista en su país.

La MLS se ha convertido en la mejor oportunidad laboral, deportiva y salarial de los países centroamericanos.

El torneo más cosmopolita del continente, donde la mitad de los jugadores son extranjeros, ha encontrado en la diversidad de los jugadores centroamericanos los mejores embajadores de su desarrollo.

Roger Espinoza es el futbolista número 33 en cuanto al salario que percibe de Sporting Kansas City. Según el informe del Sindicato de futbolistas de la Major League Soccer, el mediocampista hondureño recibe 850,000 dólares anuales, lo cual lo convierte en el único jugador centroamericano entre los 50 mejores futbolistas pagados de la MLS.

Los contratos de futbolistas en Centroamérica apenas superan el año de duración, en promedio. Además, en sus países de origen se enfrentan a condiciones de seguridad, calidad de vida e infraestructura deportiva inferiores a las que encuentran en los equipos estadounidenses.

El agente de futbolistas centroamericano, Hugo Alexander Alvarado, indica que la Copa Oro es el torneo de visorías más importante para los jugadores centroamericanos.

En promedio, en las últimas tres ediciones, cinco futbolistas de aquella región llegan a la MLS después de su participación en el torneo de selecciones de la Concacaf.

Los futbolistas provenientes de la MLS que participan en la Copa Oro, en las tres ediciones más recientes, indican que pasó de 31 jugadores (en el 2013) a los 48 que están en las listas finales de las selecciones para el torneo que inicia el próximo viernes.

eduardo.hernandez@eleconomista.mx