El ucraniano Oleksiy Torokhtiy se proclamó este lunes campeón olímpico de halterofilia en menos de 105 kg, al levantar un total de 412 kg, en los Juegos de Londres-2012.

Torokhtiy, que se había colgado el bronce en los últimos mundiales, superó al iraní Navab Nasirshelal, que fue plata con 411 kg, mientras que el polaco Bartlomiej Wojciech Bonk, fue tercero la levantar un peso total de 410 kg.

La competición se vio marcada por la baja de última hora por lesiones en la espalda de dos de los favoritos, el ruso Dmitriy Klokov, campeón del mundo en 2005, y su compatriota Khadzhimurat Akkaev, vigente campeón mundial.

Antes del inicio de los Juegos, el campeón olímpico de 2008 y plusmarquista mundial (436 kg), el bielorruso Andrei Aramnau, también había causado baja tocado en un muslo.

Torokhtiy, de 26 años, se benefició de estas ausencias para ganar una competición muy abierta, que se movió siempre lejos de las mejores marcas.

El ucraniano mejoró en dos kilos su récord total personal para hacerse con el oro. Se distanció en su último intento en dos tiempos, al levantar 227 kg.

Navab Nasirshelal, vencedor de los campeonatos de Asia 2012, logra su primera medalla planetaria, a sus 23 años, tras haber terminado quinto en los últimos mundiales de París.

Bonk, sólo tenía el bronce en los últimos campeonatos europeos y mundiales de 2010 como grandes referencias.

Su compatriota Marcin Dolega, campeón del mundo de 2006, 2009 y 2010, no logró ninguno de sus intentos en arrancada.