El español Jorge Lorenzo, quien se llevó el campeonato de Moto GP en la última carrera del serial luego de que el italiano Valentino Rossi fuera sancionado por una actitud antideportiva y con ello perdiera toda posibilidad de luchar por la corona, aseguró que no cree que cambie la relación entre ambos.

Por mi parte no va a haber absolutamente ningún problema, yo sigo igual que hasta ahora, no hemos hecho nada de lo que tengamos que arrepentirnos. Hemos respetado a nuestros rivales, hemos hecho siempre nuestra carrera , afirmó Jorge, según publicó el diario Marca.

En la última carrera, en la que había una enorme presión, hicimos la pole position, la vuelta rápida y ganamos la carrera. Un mejor papel no podíamos hacer, la verdad. La conciencia está muy tranquila y por mi parte no va a haber ningún problema con ningún piloto en el futuro , reiteró Lorenzo.

El balear piensa ya en la próxima temporada y en lo que puede mejorar para seguir en la cima. Mi mente está ahora focalizada en mantener e incluso mejorar mi condición física de cara a la próxima temporada durante los tres meses que tenemos de intervalo hasta que vuelva el trabajo en pista. Ahora no puedo tocar la moto ni hacer nada al respecto hasta Sepang en febrero, así que deben ser los ingenieros quienes trabajen , indicó.

En cuanto a las novedades reglamentarias, como los nuevos neumáticos Michelin, Lorenzo muestra un gran optimismo. A priori creo que me van a venir bastante bien, aunque hay que cambiar bastante el estilo de pilotaje. Hasta que no pasen unos días de entrenamientos de pretemporada no veremos el potencial de cada uno , afirmó.