Los amantes del futbol americano podrán disfrutar el partido entre Cargadores de Los Ángeles contra Jefes de Kansas City, de la Liga Nacional de Futbol (NFL, por sus siglas en inglés), en el estadio Azteca por un costo de entre 800 y 7,500 pesos.

A partir del 8 de agosto próximo se podrán comprar los boletos para el encuentro que se llevará a cabo el lunes 18 de noviembre, cuyos precios van de 800 pesos a 4,000, en admisión general, y de 7,500 para la llamada área hospitality.

Arturo Olivé, director de la NFL México, explicó en conferencia de prensa que la mecánica de venta de boletos es a través de la inscripción a la página en internet de la NFL, la cual otorgará un código personal e intransferible para hacer la compra.

Insistió en que es el único procedimiento para que los aficionados mexicanos puedan adquirir una entrada, porque no habrá boletos disponibles por teléfono ni directo con la empresa que vende los pases ni en taquillas del estadio Azteca.

Aquella persona que reciba su código de la NFL podrá adquirir un máximo de cuatro boletos para disfrutar de este encuentro del lunes por la noche, el segundo que se realizará en México, indicó Olivé.

El Estadio Azteca

En el país, sólo el Estadio Azteca reúne los requerimientos para la realización de partidos de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL, por sus siglas en inglés) y por ende ahí se llevarán a cabo los tres juegos que hay firmados para México.

El director de la NFL México, Arturo Olivé, explicó que “la comodidad que nos permite llevar un juego al año es la ideal en estos momentos. Con los estudios y análisis que hemos llevado a cabo en los diferentes estadios en el país concluimos que desgraciadamente el aforo que presentan los de Chivas, Puebla y Monterrey no nos permite presentar un evento como nosotros queremos”.

Abundó en este sentido que “hoy por hoy, el lugar idóneo para llevar juegos de la NFL en México es el estadio Azteca. La relación que tenemos con el estadio Azteca y Televisa (propietaria del inmueble) es muy buena. El trabajo hecho es muy bueno”.

Olivé explicó que el encuentro entre Jefes de Kansas City y Carneros de Los Ángeles, que fue cancelado el año pasado, simplemente cumplió como el tercer juego del contrato correspondiente, que comprendía tres encuentros.

Aquel partido entre Chiefs y Rams fue suspendido por el mal estado en el que se encontraba la cancha del estadio Azteca y trasladado al Memorial Coliseum de Los Ángeles, California, en Estados Unidos.

El directivo de la NFL agregó que el partido de Cargadores de Los Ángeles contra Jefes, programado para el 18 de noviembre próximo, es el primero de un nuevo contrato de la NFL con el Consejo de Promoción Turística de México, el cual incluye encuentros de temporada regular en 2019, 2020 y 2021.

Olivé tiene confianza en que para el partido entre Jefes y Cargadores no se repita una situación similar a la del año pasado, ya que junto con inspectores de la NFL visitó el estadio Azteca y se dieron cuenta que la cancha se encuentra en perfectas condiciones.

Tras comentar que esas inspecciones se efectúan desde enero pasado, argumentó que el último partido de futbol soccer en dicho escenario está programado para el 2 de noviembre, por lo cual quedan suficientes días para los arreglos pertinentes para el encuentro de la NFL.