Hay que recordar que Antonio Mohamed renunció en el Clausura 2018 a Rayados de Monterrey, luego de perder la final de la Liga MX contra Tigres en el Estadio BBVA. De continuar con el equipo, el entrenador tenía que lidiar con el aspecto anímico después de perder contra el máximo rival en su casa, aunque se despidió con la promesa de regresar por ser un aficionado del club. 

Un año y cinco meses después, se encuentra con un Rayados en la posición 14, con una de las peores defensivas al recibir 19 goles en 13 partidos. Con la necesidad de trabajar en lo anímico, ya que ha sido uno de los factores que no ha permitido a los futbolistas mostrar su mejor rendimiento. 

Es el caso de Rogelio Funes Mori, quien la temporada pasada marcó 11 goles, el segundo máximo anotador del torneo. Mientras que en el Apertura 2019, sólo ha logrado cinco tantos.

El regreso de el Turco hace sentir a los aficionados respaldados.

“Más que ilusión, existe confianza porque con este equipo llegó a estar 13 jornadas seguidas en primer lugar, superlíder en dos torneos y a un paso de ser campeón. Son pocos técnicos con el mayor porcentaje de aficionados que confían en ellos, el Turco tiene alrededor de 70 a 30 por ciento. En cuanto a lo que pasó en Celta y Huracán, es algo que no toman en cuenta. Saben que en España es muy difícil competir y lo que pasó en Argentina, ni figura”, dijo a El Economista, Diego Armando Medina, reportero de Rayados para TUDN. 

Su historial en México arroja datos como las dos finales de Rayados y dos títulos de Liga MX, uno de ellos con Xolos de Tijuana y el otro con el América.

Sin embargo, en sus últimos dos clubes dirigidos no superó los seis meses a cargo. En el equipo argentino, Huracán, obtuvo un balance de nueve partidos perdidos, cuatro empates y dos victorias y mejor puso su renuncia sobre la mesa. Mohamed pidió disculpas a la directiva y aficionados, porque “no le pudo llegar a los jugadores y otra vez le salió todo mal”.

“Anteriormente era bien visto en la jerga popular, pero luego de su paso por Huracán, bajó mucho las expectativas respecto a él. Acá en Argentina bajó mucho su consideración respecto a lo que ocurría hace unos años. Aunque podría seguir siendo considerado por los clubes para tomar un puesto, paro ya no por parte de los equipos importantes”, expresa a este diario, Lautaro Virla, periodista argentino del diario Olé. 

Y en su primera experiencia en Europa con el Celta de Vigo, tampoco cumplió las expectativas. Tras 13 partidos ganó cuatro, empató seis y perdió tres, se ubicaba en el lugar 14 de la tabla general de LaLiga y causó despido del cuadro celtista. Incluso, tras su salida, cuestionaron fuertemente sus capacidades como entrenador. El portero Rubén Blanco comentó: “con Antonio Mohamed, el equipo estaba perdido y no sabíamos qué hacer”.