El director de una sucursal bancaria, Pablo Infante, superó en goles a Lionel Messi al lanzar al modesto Mirandés a las semifinales de la Copa del Rey del futbol español ante el Athletic de Bilbao, sin perderse ni un día de trabajo en la pequeña ciudad industrial burgalesa de Miranda de Ebro.

El jugador de 31 años es el máximo goleador de la Copa con siete tantos, seis de ellos en las victorias contra Villarreal, Racing de Santander y Espanyol, y su club de Tercera División está al borde de una posible final contra Barcelona o Valencia.

Infante anotó y eliminó a Espanyol en un dramático tiempo de descuento en los cuartos de final la semana pasada y salió del campo sobre los hombros de hinchas.

Infante se convirtió en el héroe del cuento de hadas del Mirandés en la Copa, que impresionó al haber derrotado a equipos de más categoría en eliminatorias previas a dos partidos.

El modesto club que opera con un presupuesto de 1.2 millones de euros y está en semis de la Copa por primera vez en su historia enfrentará al Athletic Bilbao, 23 veces campeón del torneo y con un presupuesto anual de unos 60 millones de euros.

Bilbao, dirigido por el argentino Marcelo Bielsa, es sexto en la Liga y cuenta con dos internacionales españoles que ganaron el Mundial: Fernando Llorente y Javi Martínez.

Sabemos que los favoritos son ellos , manifestó Infante. Yo diría que la eliminatoria está a 99% para ellos y a 1% para nosotros, pero tenemos ilusión, ganas y no vamos a renunciar a nada hasta que la realidad nos quiera decir otra cosa , aclaró.

En la otra semifinal, Barcelona visitará el miércoles a Valencia, en un momento en el que el equipo que dirige Josep Guardiola está sufriendo una crisis de lesiones y una mala racha de resultados para su habitual alto nivel.

Por su parte, el Valencia está tercero a nueve puntos del equipo catalán en la Liga y también empató el fin de semana, padeciendo un gol sobre el final para terminar 2-2 con Racing de Santander.