La selección mexicana femenil está en días de preparación para el torneo preolímpico que se realizará en suelo estadounidense a partir del 29 de enero del año entrante.

Christopher Cuéllar es el encargado de guiar al equipo en busca de un nuevo éxito tras estar ausente en el Mundial de Francia, y luego de quedar fuera del medallero en los Juegos Panamericanos este año. En su convocatoria para disputar los partidos amistosos se encuentran ocho elementos nacidos en Estados Unidos, uno en Canadá y 14 nacidos en México.

La convocatoria para los partidos de preparación ante Brasil se trata de la de mayor presencia de mexicoamericanas en lo que va de la época de Christopher Cuéllar. Sin embargo, el técnico considera incorporar en el proceso de clasificación a Tokio a Kenti Robles, Charlyn Corral y Kiana Palacios, que se quedaron fuera de la concentración al no tratarse de fecha FIFA.

En entrevista con El Economista, Renae Cuéllar, futbolista nacida en California que desde hace 11 años representa al tricolor y a partir del Apertura 2019 pudo ser parte del club Tijuana de la Liga MX Femenil, gracias a la nueva política de incorporación de futbolistas con doble nacionalidad, explicó que la formación en Estados Unidos puede considerarse una ventaja dentro del futbol mexicano, al ser ésta más completa.

“La diferencia es que nosotras (mexicoamericanas) somos muy buenas atletas. Ellas (mexicanas) son muy buenas futbolistas, pero les falta esta parte. Así que, cuando están en partidos contra Estados Unidos, Brasil, China, en estos equipos ellas son atletas y muy buenas con la pelota. Siento que soy muy dinámica y eso me ayuda mucho, que mi estilo de atleta americana es altísimo y futbolísticamente aquí sí ayuda mucho”, declaró.

Esta temporada tuvieron la posibilidad de incorporarse al torneo 14 futbolistas de doble nacionalidad. Tijuana ocupó la mayor cantidad de plazas. Renae explicó que California es una de las zonas donde principalmente se enfocan los scouts de Tijuana a la hora de buscar talento mexicoamericano. En la convocatoria de Cuéllar, cinco de las ocho mexicoamericanas nacieron en California, aunque en la actualidad ninguna se encuentra jugando en dicho estado.

Respecto al nivel de la Liga al incorporar a las jugadoras con doble nacionalidad, Renae opinó que la Liga es muy competitiva. Sin embargo, aún le falta sentar bases con las jugadoras desde pequeñas.

“(En Estados Unidos) desde los seis años son muy competitivas, quieren ganar todo. Su cultura es muy estricta y eso es lo que falta aquí. Nosotras desde los seis años somos muy competitivas y nos regañan si no estamos jugando bien o si estamos fuera de lugar o no metimos los goles. Entonces, ésta es una diferencia que está creciendo poco a poco, pero necesitan comenzar más chiquitas de los seis o siete años, no de 14 o 15. Se necesita empezar desde chiquita para que pueda ser más cómodo y cuando llegue a profesional sea mucho más fácil”, sostuvo.

América, Tigres, Monterrey, Pachuca, Chivas y Tijuana son los clubes que hicieron válidas las plazas de mexicoamericanas. Tres de ellas fueron convocadas por Christopher Cuéllar para los partidos de preparación. Los primeros cuatro equipos ficharon a jugadoras de entre 20 y 25 años, mientras que en los últimos dos la mayoría se encuentra entre 27 y 31 años.

Renae planea terminar en México su época como futbolista profesional.

“Vine aquí porque no quiero estar muy lejos de mi casa, con mi bebé que tiene dos años. Está creciendo mucho y en unos años necesitará estar en la escuela. Pero quiero estar aquí y ayudar a crecer el futbol mexicano para todas las que vengan y para las chicas que veo todos los días en mis prácticas, en mis clubes y aquí en la selección. Quiero ayudarlas en esta Liga y quiero ser goleadora y representar a México aquí en mi Liga”.

[email protected]