La Liga MX sufre de malos arbitrajes en 55% de sus partidos durante la temporada regular. La crisis que se ha indicado desde hace más de un año con los jueces y que se agudizó con su desafortunado inicio en el Clausura 2014, tras debutar incidiendo en el resultado de seis de nueve duelos, se comprueba con el registro que lleva Felipe Ramos Rizo, ex árbitro mundialista en Corea y Japón 2002 y analista de ESPN, quien dijo a El Economista que en promedio existen errores en cinco partidos por jornada.

Apenas la semana pasada en la fecha uno del campeonato se dejaron de marcar penales en el América-Tigres, se inventaron dos en el Atlante-León y se mantuvo la tendencia de no expulsar a futbolistas en el Pumas-Puebla, el Morelia-Querétaro y el Santos-Chivas. Justo en ese tema, Armando Archundia, ex silbante que impuso el récord de cinco duelos pitados en el Mundial de Alemania 2006, y Ramos Rizo acusan deficiencias con los hombres de negro.

Yendo un poco atrás, la Liguilla por el título del torneo pasado también registró errores graves, como en la serie de cuartos de final entre América y Tigres, en la que los jueces cometieron errores que dejaron muy molesto a Ricardo Ferretti. Un penal sobre Lucas Lobos que no fue marcado y una roja perdonada a Aquivaldo Mosqueda por una entrada sobre Damián Álvarez fueron indicadas por el técnico felino.

La final entre Águilas y León también dio de qué hablar, ya que en la ida se dejaron de marcar dos penales en favor de América y en la vuelta también se dejó de marcar una pena máxima para los esmeraldas y se le perdonó la expulsión a Rubens Sambueza.

Tras ser cuestionado sobre qué carencia era la que más observaba, Archundia respondió sin dudar: Evitar expulsiones a costa de lo que sea, esto lo hemos visto desde hace tres torneos, hemos sido muy puntuales en que los árbitros tienen la instrucción de no sacar tarjetas y sin ningún argumento reglamentario.

Los silbantes conocen las reglas, pero cuando recibes instrucciones y sabes que si no las sigues, no te van a designar para volver a pitar. Entonces la Liga MX debe dejar que la Comisión sea autónoma .

Además de coincidir con su colega, Felipe Ramos expresó que el origen de estas fallas es la escasa calidad de la gente que trabaja en la Comisión de Arbitraje, a la que se refirió como de bajo perfil, que sólo reciben órdenes y se preocupan por lo económico .

Por su parte, Armando agregó que si bien él ve calidad en los árbitros mexicanos, las deficiencias se presentan porque la Liga MX se mete directamente en el manejo de la Comisión, y al ser gente que nunca jugó futbol y mucho menos tomó un silbato , descontrolan en su forma de actuar a los árbitros.

Archundia ahondó en el tema y explicó que la tolerancia a las acciones que ameritan expulsión se debe a que cuando silbantes como Miguel Ángel Flores y Alfredo Peñaloza se atrevieron a mostrar tarjetas con base en el reglamento a dos o más jugadores en el mismo partido, fueron mandados a la banca por tres o cuatro semanas por sus dirigentes. Entonces, los árbitros se adaptan para que los sigan programando .

Sobre cuáles serían las formas que habría que seguir para que mejor el arbitraje, Ramos Rizo aseguró que mientras sigan las mismas personas en la Comisión que preside Rafael Mancilla, será complicado que exista una evolución. El analista de ESPN mencionó que deberán trabajar a marchas forzadas para se vean mejores trabajos, ya que sólo cuatro de 20 o 21 jueces saben arbitrear .

Felipe también enfatizó que los instructores tienen que ver en video con los silbantes sus errores y que ya no es posible que el examen que le realizan a los árbitros sea de 250 preguntas en las que tienen que responder sí o no .

Armando recomendó que se busquen personas con cualidades para preparar a los silbantes, ya que desde su juicio no hay gente capacitada para la instrucción, posiblemente se saben las reglas, pero no saben explicarlas. Hay mucha gente que por conservar el trabajo agacha la cabeza .