Balón de Oro o Balón de Messi. Son sinónimos. Lionel Messi ha ganado ya el 10% de todos los Balones de Oro que se han entregado desde 1956, pues en el regreso de la ceremonia en este 29 de noviembre, tras la cancelación de la edición 2020 por la pandemia, el trofeo regresó a las manos del delantero argentino, que suma así siete galardones: 2009, 2010, 2011, 2012, 2015, 2019 y 2021.

Messi ha trascendido de ser solo un futbolista a ser una época entera. Antes de su existencia, solo un latinoamericano había ganado más de un Balón de Oro: el brasileño Ronaldo Nazario, quien lo consiguió en 1997 y 2002. Si bien la lista no puede incluir ni a Pelé ni a Diego Armando Maradona porque el premio fue exclusivo para jugadores europeos hasta el cambio de regla en 1995, hay que recalcar que tampoco un europeo logró lo que Messi, pues Michel Platini, Johan Cruyff y Marco Van Basten se quedaron con tres, hasta que Cristiano Ronaldo escaló a cinco.

“No sé si es el mejor año de mi vida, he tenido una carrera larga, pero este 2021 fue especial por el título con Argentina después de los tiempos difíciles y las críticas”, reflexionó Messi al recibir el Balón de Oro 2021 en la gran gala de la ciudad que ahora es su casa, París, Francia, donde recibió 613 puntos por los 580 de Robert Lewandowski (en tercer lugar quedó el italiano Jorginho con 460).

El mundo vive en la época más prolífica del Balón de Oro para solo un par de futbolistas, que lo han ganado en 12 de 65 veces entre ellos: Lionel Messi (7) y Cristiano Ronaldo (5), aunque en este 2021 la balanza se ha inclinado más hacia Argentina con un jugador acostumbrado a este tipo de ceremonias, pues en su trayectoria acumula ya 16 premios individuales que lo acreditan como el mejor del planeta en distintas formas.

Para dimensionar su poder en el Balón de Oro, habría que sumar los que ganaron Cruyff, Franz Beckenbauer y Alfredo Di Stéfano, figuras que, ni más ni menos, le han dado su nombre a estadios. Pero además de esta terna, Lionel Messi suma seis Botas de Oro, un premio al Jugador Mundial de la FIFA, uno The Best y un Laureus, recalcando que este último lo han ganado atletas de otras disciplinas como Lewis Hamilton, Novak Djokovic y Usain Bolt. Ahí está Messi dando la cara por el futbol.

En cuanto a estadísticas, el año 2020-21 no fue el mejor de Messi, aunque le bastaría y sobraría a cualquier otro jugador. El argentino, todavía con la playera del Barcelona, logró 38 goles en 47 partidos, una media de 0.81, lejana a la de 1.04 que consiguió en la 2016-17 o la monstruosa de 1.22 de la 2011-12. Más allá de haber ganado la Copa del Rey con el club culé, su mayor mérito esta temporada fue la Copa América con su selección, un título que se había negado desde 1993 y que le costó humillaciones luego de cuatro finales perdidas en el último siglo; en tres de ellas, Messi estuvo presente con un evidente sufrimiento.

“Es increíble estar aquí de nuevo, recibiendo el Balón de Oro. Hace dos años pensé que era la última vez, pero ganar la Copa América fue clave (...) Es un año especial para mí por este título, significó mucho ganar en el estadio Maracaná”, señaló Messi en compañía de su esposa y sus tres hijos, que fueron vestidos a total semejanza que él.

La diferencia entre la séptima gloria de Messi y lo que habría sido la primera para el polaco Lewandowski, máximo goleador de Bayern Múnich, fue de apenas 33 puntos, en una votación que terminó el 24 de noviembre entre más de 180 periodistas del planeta. Pero en su discurso se abrió un espacio para hablar de su más cercano rival: “Decirle a Robert que el año pasado se merecía este premio. Todo el mundo estuvo de acuerdo en que él fue el mejor, pero no se pudo hacer por la pandemia. Ojalá France Football te pueda entregar este premio que mereces”.

Uno de los argumentos en contra de su hegemonía en el Balón de Oro es que nunca ha ganado un Mundial, pero de los 15 ganadores desde que se abrió la terna a todo el mundo en 1995, solo seis lograron ganarlo: Ronaldo Nazario, Zinedine Zidane, Rivaldo, Ronaldinho, Fabio Cannavaro y Kaká. El único trofeo de nivel mayor que ostenta Messi es el mismo que le está dando el galardón 2021, el que le ganaron a Brasil en la Copa América de este verano.

Messi acaba de cumplir 34 años el 24 de junio. Llegaría con 35 a la Copa Mundial de Qatar y a los 36 cuando finalice su contrato con el PSG en 2023, es decir, su cabeza y sus pies aún siguen pensando en las canchas más que en el retiro. Eso también lo dejó en claro al hablar sobre un hipotético octavo Balón de Oro: “Hace dos años dije que eran mis últimos años y vuelvo a estar aquí. Me preguntaban cuándo iba a ser mi fecha de retirada, pero estoy en París y me siento muy feliz, con muchas ganas de seguir peleando por nuevos retos. No sé cuándo llegará el momento del adiós, porque disfruto mucho del futbol”.

Así se demuestra que el futbol siempre puede volver a Messi. Puede ser en una ceremonia lujosa en París, en una batalla sobre el césped de Maracaná o en las oficinas con un burofax que le partió el corazón a millones de aficionados. Pese a haber vivido un año de inflexión al cambiar de camiseta, el argentino se reinventó y volvió a ganar la distinción individual más notable. El futbol siempre vuelve al 10 y con él una sonrisa de una nueva etapa con todo el glamour de París, incluyendo su séptimo Balón de Oro.