Morelia. La diferencia de razas podría poner contra la pared a la Selección Mexicana Sub-17. El Tricolor, dirigido por Raúl Gutiérrez, jugará esta tarde-noche su segundo partido del Mundial de la categoría ante Congo, rival africano que contará con la ventaja de su poderoso físico, fuerza y velocidad.

De entrada, de acuerdo con cifras obtenidas de las listas oficiales de FIFA, el promedio de estatura entre ambos conjuntos deja en ventaja a los congoleños. Y es que mientras los tricolores alcanzaron una media de 1.75 metros, sus rivales registraron 1.78.

A simple vista parecen ser simples tres centímetros, pero revisando a los 14 jugadores que utilizaron ambos combinados en su debut y la diferencia en la corpulencia y masa muscular entre ambos, no debe caber duda de que los mexicanos deberán evitar ir al choque y buscar pelotas por alto, porque desde ya se sabe quién ganaría cada una de esas acciones.

Mientras los africanos tuvieron ante Holanda a ocho futbolistas que rebasan el 1.75 de estatura -siendo su arquero Chill Ngakosso (1.91) y el zaguero Cissé Bassoumba (1.83) los más altos-, Raúl Gutiérrez contó solo con cinco jugadores que superaron dicha altura en su debut con Corea del Norte, destacando el guardameta Richard Sánchez con su 1.90 y el defensa y capitán Antonio Briseño con 1.84.

Si alguien sintió consuelo con estas comparaciones, sólo deberá observar la clara diferencia entre ambas selecciones en su masa muscular. Hay 21 elementos del Congo con una condición completamente atlética, luciendo como elementos de un representativo mayor, siendo capaces de ganarle el choque a cualquiera, así como de dejar atrás por velocidad a sus rivales, tal y como le hicieron el gol a los holandeses.

Por su parte, Raúl Gutiérrez solo podría mandar a pelear pelotas cuerpo a cuerpo a su arquero, Antonio Briseño, y a su relevo de lujo Giovanni Casillas, hombres que ya cuentan con un cuerpo mucho más robusto.

No así Carlos Fierro, atacante del Tri, que si bien destaca por su velocidad, su 1.75 y delgada constitución lo tendrán todo el tiempo en desventaja con los defensas; situación similar que se observará cuando Julio Gómez, hombre más talentoso del equipo que destacó en la media cancha ante Corea, tenga que ir al choque, debido a su 1.70, que si bien en la Liga mexicana sería una estatura promedio, ante el rival de esta tarde poco le servirá.