El presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), Sebastian Coe, aseguró en varias entrevistas en televisión que su institución no encubrió ningún resultado positivo de los atletas rusos.

No me parece sorprendente que estemos preocupados por la situación de Rusia. El gran número de positivos que la IAAF ha detectado durante mi mandato es claramente un tema de preocupación , dijo Coe en Sky.

El problema es sencillo: ¿todos los resultados anormales fueron analizados? ¡Sí! ¿Se sancionaron y publicaron? ¡Sí! ¿Se disimularon? No , aseguró Coe a CNN y Sky.

Coe hizo estas declaraciones en la víspera de la publicación por parte de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) de la segunda parte de un informe de una comisión independiente sobre las prácticas dopantes y la corrupción en el atletismo.

Según diferentes acusaciones, la IAAF estaba al corriente desde el 2009 de importantes y peligrosos casos de dopaje en el atletismo ruso.

Antes de acceder a la presidencia de la IAAF en agosto del 2015, Coe, campeón olímpico de 1,500 metros (1980 y 1984), fue uno de los presidentes de la institución desde el 2009.

El británico descartó con firmeza su dimisión: No, el deber cotidiano de un presidente es asegurar que el deporte esté en buenas manos (...) De hecho la crisis fue hace dos o tres años. Nuestra responsabilidad ahora es hacer cambios para situar al deporte en un lugar seguro , concluyó.