El comunicado de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) es de dos párrafos y no se utilizan las palabras ceder , recular , aceptar ... pero el mensaje es todo eso:

La Comisión de Apelaciones de la Federación Mexicana de Fútbol informa que la Comisión de Árbitros apeló las sanciones impuestas por la Comisión Disciplinaria el pasado viernes 10 de marzo a los jugadores Enrique Triverio del Club Toluca y Pablo Aguilar del Club América. La Comisión de Apelaciones se reunirá, analizará las pruebas presentadas y determinará lo conducente en el caso .

Ayer por la tarde en las instalaciones de la FMF acudieron los integrantes de la Comisión de Desarrollo Deportivo, incluyendo a directivos de Toluca y América, quienes minutos antes de darse a conocer el comunicado, Francisco Sinuaga y Yon de Luisa salieron visiblemente molestos (de acuerdo a las narraciones realizadas por los reporteros que acudieron al lugar) tras conocer que habrá una revisión de los castigos... y que probablemente se incrementarán. Entre seis meses y un año de sanción es lo que estipula el reglamento cuando se agrede físicamente al cuerpo arbitral. Los nuevos castigos pueden ser dados a conoer.

Así que Decio de María y su pandilla han cedido al menos para analizar el caso. Si miramos las imágenes de televisión, tanto Enrique Triverio y Pablo Aguilar hicieron contacto físico y agredieron verbalmente a los árbitros en la pasada jornada de la Copa MX.

Apenas el viernes pasado la FMF sancionó con 10 partidos al defensa del América, Pablo Aguilar y al delantero del Toluca, Enrique Triverio, con ocho encuentros.

Aguilar fue sancionado por intento de agresión al silbante Fernando Hernández ocho duelos y dos más por insultos al cuerpo arbitral. En el caso de Triverio, la suspensión se determinó también por intento de agresión al silbante Miguel Ángel Flores (siete partidos) y uno más por insultos al mismo Flores en el partido de Copa Toluca-Morelia.

Héctor González Iñárritu, quien es el director de la Comisión de Arbitraje ya sabía (y Decio de María y su pandilla también) que esos castigos orillarían a un paro de los árbitros.

Quizás no lo creyeron... y horas después de conocerse las sanciones , la tripleta arbitral del primer partido entre Veracruz y Puebla recibieron la orden de parte de los líderes de los árbitros (encabezados por Roberto García Orozco) de no iniciar el partido.

Por medio de su cuenta de Twitter @AMArbitros, la Asociación Mexicana de Árbitros emitió un comunicado el sábado por la noche explicando (y confirmando sobre todo) por qué los silbantes decidieron no pitar.

En tan sólo dos puntos, los nazarenos informaron que esta acción se debió a su inconformidad por las sanciones emitidas por la Comisión Disciplinaria , no fueron con base en el reglamento de sanciones ni de acuerdo al informe arbitral .

Salinas Pliego, en contra de los árbitros

El empresario Ricardo Salinas Pliego criticó ea los árbitros que decidieron ponerse en huelga en el torneo Clausura. Mal por los jugadores que agreden; mal por los árbitros que amedrentan. La afición depositó su confianza en ambos, y hoy la traicionan , indicó el presidente de Grupo Salinas, que integra a TV Azteca además de los clubes Morelia y Atlas, entre otras empresas.

Jugadores y árbitros, tienen un papel claro (y muy bien retribuido) en el futbol. No pueden secuestrar a la afición mexicana. ¡Inaceptable! .

El Impacto económico

Ante la huelga arbitral que suspendió la Jornada 10 del futbol mexicano, expertos aseguran habrá un impacto económico de 600 millones de pesos.

De acuerdo con Luis Ramón Carazo, experto en Negocios Deportivos, cada transmisión de la Liga MX cuenta con 60 millones de espectadores los cuales tienen un derroche económico calculado en 10 dólares cada uno, esto en electricidad, alimentos y bebidas; lo que da como resultado 600 millones de pesos, los que no podrán ser recuperados hasta que logren volver a calendarizar esta fecha del torneo.

Tan sólo en términos de taquilla, de acuerdo con la Liga MX, en el torneo hay un acumulado de asistencia de 2.2 millones de espectadores, lo cual nos arroja un promedio de 28,440 aficionados por cada partido de primera división.

Si consideramos el costo promedio de un boleto en 270 pesos, tendríamos una recaudación de 60.5 millones de pesos se dejaron de percibir este fin de semana en los ocho partidos, pues recordemos que el Veracruz vs. Puebla era a puerta cerrada.