En menos de dos años como el quarterback titular de San Francisco 49ers, Colin Kaepernick ya tiene las mismas victorias en playoff que Jay Cutler y Tony Romo juntos en 16 temporadas de manera combinada.

No es una sorpresa, entonces, que Kaepernick quiera ser pagado a la par de los grandes contratos firmados por Cutler y Romo en el pasado año calendario.

Kaepernick está buscando más que los 18.2 millones de dólares anuales que Cutler recibió a principios de enero, reportó Ian Rapoport, de NFL Media.

Si 49ers no estuviera dispuestos a pagar lo pedido por Kaepernick, el pasador no ha descartado jugar la temporada 2014 con su salario firmado de 973,766 dólares y cobrar lo que quiere el año siguiente que se convertiría en agente libre.

¿Por qué manejaría estas negociaciones de manera diferente?

Esa petición de entre 18 y 19 millones de dólares suena irracional para un relativamente inexperimentado quarterback, pero es el precio de hacer negocios en la NFL actual.

Los 49ers pueden argumentar que el porcentaje de completos de Kaepernick de 54.6% bajo presión la temporada pasada fue la peor marca en la NFL. Kaepernick puede rebatirlo con su récord de 21-8 como titular, incluyendo algunas grandes actuaciones en postemporada.

El punto principal es que Kaepernick tendrá su salario pedido ya sea de San Francisco o de otro equipo el próximo año si 49ers no da su brazo a torcer en este periodo. La historia está por escribirse.