El mayor fabricante de ropa deportiva Nike expresó su preocupación por la acusación de violación que enfrenta Neymar. En tanto que MasterCard tomó cartas en el asunto y le suspendió el patrocinio.

Neymar niega la violación en un hotel de París y afirma que la mujer de 27 años está tratando de extorsionarlo.

Nike, que patrocina al jugador, indicó que “seguirá viendo la situación de cerca” y Mastercard expuso en un comunicado que suspendía el uso de la imagen en publicidad hasta que la situación se “aclare”.

Un representante de prensa de Mastercard en Brasil confirmó a Reuters que la compañía había planeado una campaña en coincidencia con la Copa América que se inicia este mes.

Después de que los medios informaron sobre el caso, Neymar publicó un largo video en Instagram en el que negó las acusaciones, afirmó que es víctima de una extorsión y compartió los mensajes de WhatsApp que había intercambiado con la presunta víctima, incluidas fotos íntimas enviadas por la mujer.

Esto llevó a la policía de Río de Janeiro a abrir una investigación sobre si Neymar había cometido un delito al publicar esas imágenes.

Un representante de prensa de Neymar no respondió a las solicitudes de comentarios sobre el patrocinio de Mastercard.

Algunos compañeros de equipo de Neymar lo apoyaron, pero el entrenador de la selección nacional, Tite, no quiso emitir una opinión al respecto.

La Confederación Brasileña de Futbol informó que Neymar quedaría fuera de la selección nacional para la Copa América debido a una lesión en el tobillo que sufrió el miércoles en un partido amistoso contra Qatar.

Francisco Noveletto, uno de los ocho vicepresidentes de la Copa América de Brasil 2019, declaró la noche del martes que estaba “dispuesto a apostar” que Neymar renunciaría a disputar el torneo, porque “no está en condiciones psicológicas de disputar la copa y de enfrentarse a una manada de periodistas”.

Neymar se presentó en silla de ruedas en la sede policial de Río de Janeiro para prestar declaración en el caso que lo investiga. Más allá de las consecuencias deportivas por su ausencia en la Copa América, la imagen de Neymar recibió un serio golpe.