Junto debajo de la pantalla del Estadio Universitario, en la cabecera sur, 10 suites de lujo coronan la pasión de la afición de Tigres. Cada espacio le cuesta al aficionado 17,560 pesos por presenciar sólo los 17 partidos de local en la liga. Es el abono más costoso del torneo mexicano, pero no es la mayor de las excentricidades.

La membresía de los felinos incluye seguro de gastos médicos, que cubre dos horas antes y después de celebrado el partido en El Volcán; facilidades de pago con la tarjeta oficial del club, descuentos en la tienda oficial para productos oficiales y lugares preferenciales y descuentos para partidos de la Copa MX. Actualmente, el futbol dejó de ser motivo suficiente para asistir al estadio y la experiencia alrededor de un juego de futbol provoca una serie de beneficios para los aficionados.

Para el torneo que está por comenzar, 12 de los 18 equipos ofrecen partidos de Copa, Concachampions y Libertadores. Además, la totalidad de los clubes del certamen ofrece convivencias y experiencias con el equipo, descuentos y regalos para persuadir al seguidor de comprar un plan anual o semestral de boletos.

El recuento de abonos realizado por El Economista indica que, en promedio, los aficionados deben pagar 3,156 pesos por asegurar su lugar en los partidos como local de su equipo predilecto. Al menos, desde el 2012 son los seguidores de Tigres quienes más deben invertir en un abono, ya que para eso pagarán 7,271 pesos.

Ocho equipos de la liga lanzan programas de boletos para toda la temporada, el resto lo hace cada seis meses. Ése es el caso de Asiento Reservado de América, el segundo abono más accesible del torneo, donde en dos localidades, con costo medio de 1,125 pesos, los seguidores disfrutan de juegos de Liga, Liguilla y Concachampions.

El club informa que el ahorro se traduce entre 10 y 15% en relación con los precios de los boletos de cada juego. Además, distintas promociones llevan a convivir con el plantel y obtener descuentos en mercancía oficial.

Desde hace cuatro torneos, Pachuca oferta el abono más barato y de mayores beneficios del torneo. Con sólo dos zonas del estadio disponibles, el precio promedio de Tuzos alcanza 1,100 pesos.

El programa anual incluye los 17 partidos de local de la temporada 2014-2015 para partidos de Copa MX, Concachampions. Los beneficios extras van desde facilidades de pago, descuentos con patrocinadores del equipo e invitación para eventos especiales del equipo.

Si se toma en cuenta que al año Tuzos puede llegar a disputar al menos 20 partidos, para el aficionados de Pachuca asegurar su presencia en el estadio Hidalgo le costará, por juego, 70 pesos.

En relación con los abonos que se ofertan al inicio del ciclo futbolístico, el aumento de precio entre la temporada 2013-2014 y la 2014-2015 es de 10 por ciento. Los programas de boletos para ver a los equipos de la Liga MX incrementaron 1,703 pesos, pero en algunos casos, como el abono más económico de Tigres, el incremento alcanzó 43%, lo mismo que 635 pesos.

Al final, ya no sólo basta con asistir al estadio para apoyar al club predilecto. Las herramientas de las que se ayudan los clubes van desde alimentos, servicios personalizados y tarjetas para rápido acceso, todo por llevar más aficionados a las tribunas.

Liga MX

[email protected]