Indianápolis.-El tight end de los Patriots Rob Gronkowski no dio garantías sobre la evolución del esguince que padece en el tobillo izquierdo con miras al Super Bowl.

Gronkowsk consideró que podría llegar al partido del domingo, ya sea en perfectas condiciones o a un 2%.

Sentado en un podio y sin la bota protectora que usó la semana pasada, Gronkowski no lució demasiado inquieto ante la posibilidad de perderse el duelo contra los Giants de Nueva York.

"Faltan seis días", dijo a periodistas. "Puedo estar al 100x100 ese día o en un 2%".

"Voy mejorando día a día", dijo Gronkowski. "La única razón por la que se hace tanto escándalo es porque se trata del Super Bowl. Es como cualquier otra lesión en cualquier otra semana".

Gronkowski batió el récord para tight ends en la NFL al atrapar 17 pases de touchdown y totalizó 90 recepciones para 1,327 yardas.

Lideró al equipo con sus 15 pases atrapados, promediando 15.5 yardas, y tres touchdowns en la postemporada.

Se lesionó el tobillo en la victoria ante Baltimore en el partido de campeonato de la Conferencia Americana.

El extravertido Gronkowski sonrió frecuentemente desde el podio durante su comparecencia de una hora, la cual inició con una pregunta, por supuesto, sobre cómo se sentía.

"Bien, ¿cómo estás tú?", respondió.

En un momento dado, Gronkowski se puso un sombrero tricornio, parecido al que usaban los patriotas originales durante la era de la revolución estadounidense.

"Es obvio que está progresando", dijo el quarterback Tom Brady sobre su receptor. "Ya no tiene la bota hoy, lo que me hace sentir mucho mejor. Le dije que debía escribir algo como: 'Mamá, te quiero' en su media porque estoy seguro de que va a haber muchas fotos de su media".

"Si alguien quiere estar presente, es él. No hay nadie tan fuerte como él", agregó.

BVC