El famoso compositor Ludwig van Beethoven decía que la música constituye una revelación más alta que cualquier filosofía y vaya que lo es. Algunos de los atletas más destacados en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 han encontrado en sus intérpretes favoritos una inspiración, tal como el nadador Michael Phelps en el rapero Eminem.

Mientras tanto, algunos otros con más grande ego hallaron en una canción inspirada en sí mismos la seguridad que necesitan para competir, tal como Usain Bolt. Aquí, El Economista recopiló la música que inspira a los atletas más poderosos del mundo.

Usain Bolt. Según el sitio quellevaenelipod.com, el velocista jamaiquino tiene preferencias por el Hip Hop y uno de sus intérpretes favoritos es Vybz Kartel y su canción, un himno a sí mismo, titulada Lightning Bolt .

Michael Phelps. Prefiere utilizar la música como inspiración: A veces te sientes cansado, te sientes débil, te sientes como si quisieras abandonar. Pero tienes que buscar dentro de ti, tienes que encontrar esa fuerza interior , dice el coro de su canción favorita Till I Collapse del rapero Eminem.

Roger Federer. En una entrevista vía Twitter uno de sus seguidores le preguntó cuál era su cantante favorito y la respuesta del tenista fue: Nada específico, de verdad. Yo diría que la música rock en general… tipo Lenny Kravitz .

Serena Williams. Nadie se resiste a la sonrisa de la estadounidense, a tal grado que este año en el torneo de Madrid los organizadores del evento, al final, para ovacionarla, pusieron a Bryan Adams, su artista favorito.

Pau Gasol. En una ocasión la emisora de Los Ángeles, California, The Sound 100.3 invitó al basquetbolista a ser DJ por un día y poner sus 10 canciones favoritas, el español abrió su playlist con la canción de One de la banda irlandesa U2.

Neymar da Silva. Existen más de dos videos en los que el futbolista brasileño canta y baila al ritmo de Michael Telo con Ai se eu te pego , una canción que no tardó en hacerse popular con sus festejos goleadores a su ritmo y baile pegajoso.

LeBron James. El basquetbolista no pudo resistirse al concierto que U2 dio en Florida, a pesar de que acababa de ganar el anillo de la NBA con Heat de Miami y causó revuelo entre los asistentes, al final incluso se tomó fotos con Bono, el vocalista de la banda.

llanely.rangel@eleconomista.mx.