Después de ocho meses de conformar un comité de comercialización para analizar las propuestas por los derechos de televisión de la Selección Mexicana, la Federación Mexicana de Futbol (FMF) firmó un contrato de ocho años con Televisa y Tv Azteca que significará 3.7 mayores ingresos que el acuerdo anterior.

El negocio ha crecido. En 20 años, la Selección Nacional habrá generado 426 millones de dólares a la Federación Mexicana por los derechos de transmisión para difundir la señal en México y Estados Unidos.

Los próximos ocho años serán los de mayor valor para los juegos del Tri en televisión con un ingreso anual de hasta 35 millones de dólares, lo que significa un aumento de 4.6 veces más respecto de lo que recibía la Federación Mexicana de Futbol en el 2006, cuando la cifra por cada año se ubicaba en 7.5 millones dólares.

* * *

Desde el proceso mundialista para el Mundial de Sudáfrica 2010, los contratos han aumentado a un ritmo -promedio- de 37.9% por cada cuatrienio, aunque serán los próximos ocho años los más lucrativos para el futbol mexicano, con una cifra asegurada de 200 millones de dólares por todo el periodo, más 80 millones por variables.

Los 280 millones que ingresaría la federación por el contrato de Televisión firmado con Televisa y TV Azteca significan 3.5 veces más que el acuerdo anterior, que suponía 80 millones de dólares por el acuerdo para el proceso 2014-2018 de acuerdo con datos consultados por El Economista.

“El desarrollo de la Selección y del futbol mexicano no depende de los derechos de televisión, ni cerca. Los derechos de televisión ayudan a la formación de jugadores, colaboran en la formación de jugadores”, expresó Alejandro Irarragorri, presidente de Santos Laguna, a Fox Sports hace algunos días.

Para las finanzas de la FMF los ingresos por derechos de televisión en los cuatrienios 2006-2010 y 2010-2014 representaron 17 y 15%, respectivamente, del total de los ingresos. Según documentos que presentó ESPN, el contrato con Adidas para confeccionar la vestimenta de la Selección nacional tenían la misma valoración monetaria (40 millones de dólares), que el contrato con Televisa por los derechos de transmisión para el proceso mundialista de Brasil 2014.

Hasta el 2010, la Federación Mexicana tenía un contrato de 29 millones de dólares por los derechos de transmisión; cuatro años después las cifras tuvieron un ajuste de 37.9% más para obtener 40 millones de dólares y, finalmente, el acuerdo vigente hasta Rusia 2018 le aseguraron al organismo un incremento de 100% para ingresar 80 millones por el último cuatrienio.

Dos días después de confirmar la renovación de los derechos audiovisuales de la Selección Mexicana por ocho años con Televisa y TV Azteca, la federación publicó un comunicado explicando los beneficios obtenidos, entre los que se encontraban que “se triplicó el beneficio económico del acuerdo; se eliminó la cláusula de renovación automática del contrato y se obtuvieron ingresos variables por la explotación de derechos en plataformas digitales”.

Los patrocinadores son el mayor sector que aporta a las finanzas de la federación, ya que hasta el 2014 los acuerdos comerciales significaban 48% del total. Incluso, los contratos con Soccer United Marketing, que comercializa y gestiona los partido de la Selección Mexicana en Estados Unidos, significaban 30 millones dólares anuales.

El nuevo acuerdo de televisión, el más rentable para la federación mexicana incluye la reducción de partidos que podrán transmitir los poseedores, ya que la cifra pasó de 96 a 40 juegos al año.

eduardo.hernandez@eleconomista.mx