En el análisis de la candidatura de Francia para la Eurocopa 2016, Jacques Lambert, el director general del proyecto francés, indicó que el terrorismo fue considerado como una de las amenazas para el torneo.

Corría el 2009, cuando el directivo galo redactó el dossier de la propuesta para organizar la Copa y, para entonces, el entorno indicaba como mayor peligro la crisis financiera que azotaba al viejo continente; sin embargo, con los sucesos recientes que terminaron con la vida de 129 personas en diversos atentados terroristas el viernes pasado en París, actualmente la seguridad de toda una nación es un riesgo latente y tangible que podría afectar el desarrollo del torneo de selecciones más importante de Europa.

Los últimos reportes de inteligencia aseguran que uno de los siete atentados que sufrió París la noche del viernes pasado tenía como blanco el Stade de France, durante el partido que disputaba la selección local y la de Alemania; no obstante, el sistema de seguridad del estadio impidió la entrada de un sospechoso que portaba un chaleco con explosivos.

Los actos terroristas siempre han estado en la cabeza de los organizadores franceses, pero ahora la seguridad nacional está en el primer lugar de la lista de riesgos para el torneo: un nuevo panorama para la Eurocopa 2016.

El costo de los planes de seguridad de los megaeventos deportivos se multiplicó hasta en 25 veces en los últimos 20 años, según estimaciones de Jacques Lambert. El crecimiento exponencial se debe a la diversificación de las amenazas (desde grupos de hooligans, actos terroristas, conflictos étnicos, entre otros), el crecimiento de los requisitos de seguridad en los estadios y hasta la presión política.

Hace cuatro años, para Polonia-Ucrania 2012, los organizadores invirtieron 340 millones de euros en seguridad, casi una cuarta parte del presupuesto total de la competencia, que ascendió a 1,420 millones.

Si tomamos el mismo porcentaje de la edición pasada, Francia 2016 destinará 408 millones de euros en seguridad privada, tan sólo a la que corresponde a los estadios y actividades oficiales del torneo, que estará a cargo de 10,000 elementos (3,000 más que para el 2012) según cifras de Ziad Khoury, director de Seguridad del comité organizador de la Eurocopa Francia 2016.

Las políticas adoptadas por el gobierno francés después de los atentados que incluye el cierre de fronteras serán el nuevo reto para el país y los organizadores del torneo continental, ya que de 2.5 millones de aficionados que asistan a los partidos de la Euro, por reglamento de la UEFA, al menos 1 millón de fanáticos serán extranjeros.

Y aunque según las experiencias previas en megaeventos deportivos, los espectadores que asisten a torneos internacionales tienen un perfil social menos riesgoso que los seguidores de los clubes nacionales en sus torneos locales, el nuevo entorno de Francia hizo que en la escala de riesgos para el torneo, el terrorismo sea considerado ahora la principal amenaza para su realización, como lo enumeró Jacques Lambert durante las jornadas de estudio y reflexión organizadas por el Centro de Estudios Avanzados del Ministerio del Interior de Francia como parte del tema La Seguridad en los Grandes Eventos Deportivos .

El sistema de seguridad para la Eurocopa de Francia 2016 está basado en siete pilares que el directivo catalogó como: prevención de actos terroristas; seguridad para grupos sensibles; eventos de bienvenida a visitantes; seguridad en los estadios; zonas de seguridad en los estadios; seguridad en el transporte y vigilancia de la salud y planes de emergencia.

La Eurocopa 2016 se enfrenta a una nueva realidad, un nuevo enemigo acecha la fiesta del futbol. Por lo pronto, la Liga francesa se reanudará el fin de semana, aunque sin aficionados visitantes en las gradas y con un minucioso operativo de inspección a los seguidores locales.

Jugar al futbol es un acto de resistencia , dijo Frédéric Thiriez, presidente del torneo francés; ésa parece ser la consigna de todo un país.

Un doblete de Zlatan pone a Suecia en la Euro

Un doblete del estelar Zlatan Ibrahimovic le dio un empate 2-2 a Suecia en su visita a Dinamarca y la clasificación a la Eurocopa 2016, en una jornada en la que Ucrania también sacó pasaje, y fueron las últimas dos selecciones con boleto al torneo continental de Francia.

Ibrahimovic silenció el estadio Parken de Copenhague a los 19 minutos y volvió a castigar al arco danés a los 76 con un magnífico tiro libre.

Si debo acabar con una Eurocopa será el destino. Gracias por todo el apoyo, nos vemos en Francia , dijo Ibrahimovic tras el encuentro.

En el otro partido del día, Ucrania logró una agónica igualdad 1-1 ante Eslovenia para sellar su clasificación al torneo del 2016 en Francia.

Ucrania cerró la llave con un marcador agregado de 3-1 y se tomó revancha de Eslovenia, que lo había eliminado en el repechaje para la Euro 2000.

[email protected]