Arsène Wenger necesita un milagro: el reinado del entrenador del Arsenal, con malos resultados en la Premier, parece aproximarse a su final cuando se perfila también la eliminación de su equipo en octavos de final de la Champions contra Bayern Múnich en el Emirates Stadium, después de haber perdido 5-1 en la ida. El equipo inglés vive una de las peores épocas de los últimos tiempos con el entrenador francés.

Tras el desastre en Alemania, el sábado se quedó fuera del top cuatro de la Premier League al perder en campo del Liverpool (3-1), tras haber dejado a Alexis Sánchez en el banquillo. La crisis se agudiza para Wenger, que termina contrato en junio, tras 21 años de reinado.

En el campeonato, Arsenal ha perdido en tres de sus cuatro últimas visitas, cayendo contra el líder Chelsea a principios de febrero (3-1) y Liverpool esta semana, derrotas que despertaron las críticas, cuando se perfila otra temporada sin títulos y una eliminación prematura en la escena europea.

Los Gunners ya no están en los puestos que dan acceso a la Champions, cuando buscan su vigésima participación consecutiva.

El crédito de Wenger (67 años) se vio dañado por la decisión de no alinear a Sánchez en punta contra el Liverpool, prefiriendo a Olivier Giroud.

Tras haber mostrado en varias ocasiones signos de frustración en algunos recientes partidos, el chileno, al final de contrato la próxima temporada y por tanto en plena negociación de prolongación, habría dejado el terreno de juego en una sesión de entrenamiento antes de que otros Gunners le pidieran explicaciones.

Los resultados recientes del Arsenal no auguran una hazaña en el Emirates Stadium, ya que mientras la temporada avanza, las lagunas se van haciendo más visibles.

Wenger aseguró que entrenará un club la próxima temporada. Si no se da un milagro, parece difícil que sea el Arsenal.

Real Madrid busca en San Paolo su pase

El conjunto español del Real Madrid se jugará su pase a semifinales, siendo favorito tras victoria en el estadio Santiago Bernabéu con un marcador de 3-1, cuando enfrente al Napoli en el estadio San Paolo.

El conjunto blanco, tras la victoria ante el Eibar de 4-1 este fin de semana, con un gran desempeño del colombiano James Rodríguez, que viene demostrando que se encuentra en gran nivel, será pieza fundamental para lograr el pase a semifinales del torneo europeo.

Mientras que el equipo italiano del Napoli buscará revertir el resultado de 3-1, tras conseguir la victoria ante la Roma en la jornada pasada y posicionarse en la tercera posición en la serie A. En conferencia de prensa, el capitán del conjunto napolitano, el eslovaco Marek Hamsik, mencionó que llegan con la motivación para cerrar el duelo en casa y poder desafiar a la historia.

Toda la ciudad está a la espera, pero pase lo que pase, será una noche mágica, también es cierto que el Real Madrid está delante y sabe cómo ganar en todos los campos, pero el club ha demostrado estar en niveles más altos del fútbol internacional , indicó.