Dwyane Wade saltó y encestó a 21.9 segundos del final, para que Miami tomara la ventaja por primera vez en la segunda mitad, lo que bastó para que el Heat remontara un déficit de 16 puntos y venciera 100-97 a los Grizzlies de Memphis.

Chris Bosh anotó 22 puntos, Gerald Green añadió 16 y Luol Deng consiguió 15 por Miami, que dejó atrás una racha de tres derrotas consecutivas.

El enceste de Wade colocó al Heat arriba por un punto, y Justise Winslow resolvió el encuentro con dos tiros libres en el último segundo. Wade totalizó 14 unidades.

Jeff Green impuso su mejor marca de la campaña con 26 tantos por Memphis, mientras que Matt Barnes, quien jugó de inicio en forma sorpresiva, acumuló 13 puntos y 13 rebotes.

Mario Chalmers, ex base del Heat, totalizó 12 unidades por Memphis, superado por 11-0 en los últimos 2:34 minutos. También por los Grizzlies, el español Marc Gasol logró 12 puntos, siete rebotes y cuatro asistencias.

Phoenix doblegan a Suns

Con un Brandon Knight desbordado, los Phoenix Suns doblegaron a los Minnesota Timberwolves con pizarra de 108-101, en la NBA.

Knight totalizó 25 puntos, 21 de ellos por siete triples, cuatro de ellos en el último cuarto para 12 tantos en ese período. Por los Timberwolves se lucieron Zach LaVine, con 28 cartones, y Kevin Martin, con 19 unidades.

Los Suns estuvieron sin anotar unos cuatro minutos en el último parcial, lo que aprovecharon los Wolves para recortar una ventaja de 19 puntos.

Eric Bledsoe secundó a Knight en el marcador con 23 puntos y nueve asistencias, seguido de Alex Lee con 18 y Jon Leuer con 12, para que los soles vencieran a los Wolves en cinco de los últimos seis partidos.

El astro Kevin Garnett, uniformado con los Wolves, se enfrentó a los Suns por primera vez desde el 20 de marzo del 2007, y se fue con apenas dos puntos, tres rebotes y dos asistencias.

Los dos partidos con más anotación de Garnett en su distinguida carrera fueron precisamente contra Phoenix durante su primer período con los Timberwolves, con 47 puntos en enero del 2005 y 44 tantos de enero del 2007.

No jugamos bien: Curry

La racha histórica de 24 triunfos seguidos de los Warriors de Golden State, que llegó a su final el sábado por la noche al caer derrotados 108-95 ante los Bucks de Milwaukee, un equipo con marca perdedora, fue asumida por el base estrella de los actuales campeones de la NBA, Stephen Curry, como la consecuencia de no haber jugado bien durante todo el partido.

No hay que buscarle excusas ni cosas raras, simplemente no jugamos bien durante los 48 minutos y ellos lucharon todo el tiempo e hicieron mejor las cosas , declaró Curry al concluir el partido en el que volvió a ser el máximo encestador del equipo al conseguir 28 puntos, siete rebotes y cinco asistencias.

Ellos hicieron un gran partido como equipo, tuvieron siempre mentalidad ganadora y lucharon , valoró Curry, que anotó 10 de 21 tiros de campo, incluidos dos de ocho triples.

Los Warriors promediaban 13 triples por encuentro antes de enfrentarse a los Bucks, que estuvieron la mayoría del partido con ventaja de al menos 10 puntos.

Mostramos algunas buenas rachas en busca de volver al partido. Los frenamos en ocasiones. Pero no creo que nadie pueda decir que jugamos bien , reconoció Curry.