United 2026 promete ser el torneo con mayores beneficios económicos de toda la historia del futbol. Marruecos cuestiona sobre cómo obtendrá el dinero.

Moscú. Rusia está listo para iniciar el Mundial. Estadios, infraestructura, todas las peticiones de FIFA están cumplidas. Una década se llevó en organizarlo y se modificó el presupuesto 35 veces, lo que no es atípico ya que en las últimas cinco ediciones del torneo el plan de gasto se ha modificado siempre y se hace en todos los casos al alza.

Por eso, no es poca cosa la promesa de la candidatura de México, Estados Unidos y Canadá (United 2026) para hospedar en ocho años el Mundial: será la que menos cueste y también el torneo de futbol que más dinero genere en la historia.

Aunque Rusia cumplió con la entrega de obras, no lo hizo con el gasto que originalmente propuso, sino llegó a 11,800 millones de dólares.

Además se duda sobre el legado de las obras en seis de los 12 estadios que recibirán partidos mundialistas, donde juegan equipos de categorías inferiores y la asistencia no los hace autosustentables económicamente.

La candidatura de Estados Unidos, México y Canadá promete acabar con instalaciones abandonadas después del Mundial, pero, sobre todo, triplicar a la FIFA los ingresos por organizar el torneo del 2026. Marruecos que también aspira a hospedar el evento, ofrece la mitad.

La oferta norteamericana es de 14,300 millones de dólares, tres veces más de lo que recibió por Brasil 2014, cuando obtuvo 4,800 millones. La candidatura de Marruecos propone (7,200 millones).

Fouzi Lekjaa, presidente de la Real Federación de Futbol de Marruecos y único contendiente contra la candidatura United 2026, indicó que las proyecciones económicas de los tres países no corresponden a un análisis justo, ya que no hay referencia histórica que sustente los datos económicos de la propuesta de los países que pertenecen a Concacaf.

Los 14,300 millones de dólares significa casi el presupuesto total que Rusia destinó al Mundial de 2018; sin embargo, los horarios de los partidos y el impacto de las marcas patrocinadoras de la Copa del Mundo juegan en su contra.

¿Cómo cumplir con la oferta millonaria de United 2026?:

1.- En caso de que Norteamérica triunfe, la FIFA recibirá 300 millones de dólares extras por derechos en Estados Unidos

2.- El mercado de América del Norte contribuye con 25% del total de patrocinios deportivos en el mundo y cada año se gastan más de 40,000 millones de dólares en México, EU y Canadá, de acuerdo con cifras de Forbes México.

3.- En los últimos dos mundiales, los países del continente americano promediaron 24.5% de la audiencia total de la Copa del mundo; se ubica debajo de Europa y Asia.

4.- La candidatura tiene la oferta de bonos de patrocinadores norteamericanos si gana la propuesta de Concacaf. Actualmente, Coca Cola, Visa, McDonald’s y Budweiser son empresas patrocinadoras de la FIFA y el Mundial y son originarias de  Estados Unidos.

El punto donde quedan cortas las cifras  para el proyecto United 2026 es la audiencia televisiva  (2,115 millones de espectadores), menor que la que se consiguió en el 2010 (2,222 millones de espectadores) y Brasil 2014 (2,130 millones).

Además, Los países de Norteamérica que aspiran a organizar el Mundial se desarrollan dentro de las 16 economías más grandes del planeta, lo que representa un elevado poder adquisitivo, según la FIFA. La venta de entradas se beneficiaría de ese aspecto, ya que se tiene la proyección de vender 4.9 millones de boletos, que dejarían 1,760 millones de dólares.

Como nunca antes, organizar un Mundial significaría muy poco gasto (2,160 millones de dólares) y mejores rendimientos para la FIFA y, por consecuencia, para las federaciones afiliadas, que recibirían más ingresos por la participación del primer Mundial con 48 selecciones y más inversión a los programas de desarrollo del deporte en el mundo.

Aunque los argumentos de la federación marroquí surgen en busca de restar votos a sus contrincantes, en el Informe de Evaluación de las Candidaturas para el Mundial de 2026 indica que en la propuesta de United 2026 existen “riesgos porque en general el presupuesto ha sido elaborado conforme a expectativas y requisitos de FIFA”, así como destinar 99 millones de dólares en seguridad, la cifra más alta en la organización de un Mundial.

Contar con 16 sedes en Norteamérica aumenta el presupuesto de la candidatura, porque aunque la FIFA pide al menos 12 ciudades, Concacaf ofreció más estadios.

eduardo.hernandez@eleconomista.mx