Los días de Diego Armando Maradona en Sinaloa transcurrieron en paz, con el compromiso de un objetivo deportivo para alcanzar la Liga MX y una enseñanza de su poder de convencimiento.

En el camino, atrajo la atención mediática hacia el futbol en una región donde la única pelota que levanta pasiones tiene costuras y se lanza con el brazo, es decir, el beisbol. Diego convocó a multitudes al estadio Banorte como hace mucho no sucedía y el compromiso de la sociedad, los patrocinadores y aficionados estuvo en comunión durante los últimos nueve meses.

“Maradona ya es un activo de la marca Dorados para toda la vida, como lo es Josep Guardiola o Sebastián Abreu, que cuando se habla de ellos inmediatamente sale el nombre de Dorados”, dice Javier Llausás, gerente de Marketing y Comunicación de Dorados de Sinaloa.

El binomio Dorados-Maradona dio como resultado deportivo dos subcampeonatos de Liga de Ascenso, con una efectividad de 62.5% en los 32 partidos de Liga y Liguilla que dirigió Maradona en Sinaloa. En términos de taquilla, la certidumbre de los aficionados sobre un proyecto con aspiraciones de ascender dejó 33.3 millones de pesos en derrama económica por la venta de boletos en el estadio Banorte.

Los sinaloenses respondieron al imán de taquilla que significa Diego y su equipo que logró convocar en casi un año a 179,073 personas, la cifra más alta para el equipo en los últimos cinco años.

“Las entradas mejoraron bastante, se crearon nuevos aficionados, gente que venía a ver a Maradona, pero se quedaban por el tema del equipo. No esperamos una baja de asistencia en el estadio en los próximos torneos, sabemos que la Liga de Ascenso vive un momento complicado en asistencia, pero estamos creando diferentes estrategias para poder mantener a esa gente, al público que venía y permanezca con nosotros”, señala Javier Llausás.

Bajo una estrategia de precio regulado y de competencia ante otros espectáculos públicos en la ciudad, como el cine, conciertos, teatro, la directiva de Dorados impuso un promedio de costo de 156 pesos durante la temporada regular.

Durante los 14 partidos de local de la última temporada, Dorados recibió en promedio 6,303 aficionados, el mejor registro en los últimos años, para una derrama económica de 13.7 millones de pesos en taquilla; pero en las dos liguillas que disputaron la final, el negocio se disparó y el registro creció exponencialmente, hasta 15,138 aficionados por partido y una derrama económica de 19.6 millones de pesos por tan sólo seis partidos de fase final, con un precio promedio de 216 pesos por boleto.

Los abonados crecieron 30%, según cifras de la directiva, y el impacto de Dorados creció no solamente a nivel nacional, con la petición de acreditaciones y entrevistas de medios nacionales, también en el ámbito internacional.

“Además de Latinoamérica y Argentina, nos ayudó a reforzar el tema en Estados Unidos, sobre todo en California, donde está la mayor comunidad originaria de esta zona del país. Sinaloa no tiene las comunidades que si pueden tener Zacatecas, Guanajuato, Michoacán, pero reforzamos esa parte en California; también vinieron medios muy importantes de Europa a hacer especiales directamente para Diego.

“Podías ver la marca Dorados en Champs Elysees, en Londres, viene agregado eso, y todos concluían que Culiacán no era lo que esperaban. La marca de Culiacán tuvo un apapacho”, añade Llausás.

Javier Llausás explica que Dorados es un equipo que ya trabaja como un equipo de Liga MX en su parte comercial. Todos los contratos que tiene Dorados son a largo plazo, aunque hubo un par de marcas que se asociaron y aumentaron su presencia mediática a raíz de la llegada de Maradona al equipo.

Los casos más significativos fueron una campaña nacional de Caliente.MX con Maradona como imagen central, así como la estrategia de expansión de Charly Futbol con Dorados.

“Charly tuvo que rehacer o volver a pedir dos veces el número de kits programados para el año y se vendió en todo el país. También se abrió la venta en línea para su venta en otros países”, señala el gerente de Dorados.

Maradona dejó beneficios incuantificables en Sinaloa que tendrán un efecto a mediano y largo plazo, como puede ser el cambio de percepción sobre la región y el conocimiento de la marca Dorados y Sinaloa a nivel mundial.

Dorados elige al Profe Cruz como su entrenador

José Guadalupe Cruz toma oficialmente las riendas del club para el Apertura 2019 del Ascenso MX. El estratega de 51 años vivirá su segunda etapa al mando del equipo de Sinaloa. Como experiencia, ha dirigido equipos en México como Atlante, Jaguares de Chiapas, Monterrey, Morelia, Puebla y Atlas.

En su palmarés, destaca un campeonato de Liga con Atlante en el Apertura 2007, así como la obtención de una Liga de Campeones de la Concacaf, que le permitió disputar el Mundial de Clubes en el 2009.

“Llegar a sustituir a Diego, sea yo o sea quien sea, no es un motivo más de presión, cualquier cosa menos que eso definitivamente nadie lo tiene en su radar. Las expectativas son: salir campeones y lograr el ascenso”.

Maradona le dejó la vara alta al Profe Cruz, pues en los dos torneos que lo dirigió lo llevó a disputar dos finales, mismas que perdió ante el ahora ascendido Atlético San Luis.