El astro de Portugal, Cristiano Ronaldo, anotó su cuarto gol en lo que va de la Copa del Mundo para darle el triunfo al campeón de Europa 1-0 ante Marruecos en el estadio Luzhniki de Moscú.

Con la complicidad de una displicente marca rival, Cristiano convirtió de cabeza a los cuatro minutos. De un córner en corto, Joao Moutinho colgó el centro desde la derecha. Cristiano esquivó a Manuel Da Costa, el hombre que le vigilaba, y se lanzó de palomita para definir.

Autor de una tripleta en el empate 3-3 contra España en la primera fecha, el delantero de 33 años quedó como el máximo goleador europeo a nivel de selecciones. Su tanto número 85 con la selección lusa le permitió dejar atrás a la leyenda húngara Ferenc Puskas.

La cuenta de goles de Cristiano en Rusia supera el acumulado que tenía en sus tres participaciones previas en los campeonatos del mundo.

Marruecos intentó y fue mejor en todo el trámite del partido, pero jamás puso en serios problemas el arco de Portugal. Los europeos siguen sin convencer pero ya tienen cuatro puntos y los africanos ya están eliminados luego de ligar su segunda derrota.