El enfrentamiento entre la selección de Costa Rica y la de Serbia en la Copa Mundial de Rusia 2018 será algo inédito en la historia mundialista, en actividad del Grupo E.

Jamás se habían enfrentado dichos conjuntos y ahora la arena Samara será la sede que albergue dicho cotejo a partir de las 7:00 horas (tiempo del centro de México).

Los “ticos” ansían comenzar las actividades de su quinto mundial con la idea de superar el gran desempeño que tuvieron en Brasil 2014, donde llegaron hasta los cuartos de final y fueron eliminados por Holanda en penales, concluyeron invictos el certamen.

Por su parte, los serbios disputarán su segunda justa mundialista, luego de que no accedieron a la edición pasada; por lo que su más reciente aparición en este tipo de torneos, se remonta a Sudáfrica 2010, cuando se quedaron en la ronda de grupos.

El seleccionador de serbia, Mladen Krstajic, sabe bien que la calidad individual de los jugadores serbios puede no ser suficiente y que la clave está en la fuerza colectiva.

Eso fue precisamente lo que faltó en el Mundial de Alemania en 2006, cuando este exjugador del Schalke 04 y del Werder Bremen asistió como suplente al fiasco de Serbia.

El Grupo E parece lleno de trampas, con Brasil como gran favorito y dos equipos como Suiza y Costa Rica, que en el pasado han demostrado que son capaces de dar la sorpresa.

Después de su primer partido como seleccionador, una derrota en un amistoso ante Marruecos (2-1), Krstajic fue objeto de críticas, que luego se calmaron tras la victoria 2-0 sobre Nigeria.

"Siento unos nervios positivos", admitió el seleccionador serbios antes del debut mundialista ante el equipo tico.