Luego de haberse proclamado campeón del mundo, el gimnasta surcoreano Hak Seon Yang se adjudicó este lunes el título en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en salto, con una puntuación de 16.533.

El ruso Denis Ablyazin (16.399) y el ucraniano Igor Radivilov (16.316) lo acompañaron en el podio del North Greenwich Arena con la plata y bronce, de manera respectiva.

Con una dificultad de 7.400 y ejecución de 9.066, Yang se puso a la cabeza de la clasificación desde su primer salto (16.466), y con gran seguridad afrontó el segundo (7.000 y 9.600), que también fue brillante y le valió el oro con 16.600 y un total de 16.533.

El ruso Ablyazin brilló en su primera participación, pero en la segundo no tuvo una ejecución tan limpia como la del surcoreano, por lo cual debió resignarse a subir el podio en la segunda posición con 16.399.

El gimnasta Radivilov, con menor grado de dificultad en su segundo salto, tuvo buenas ejecuciones para asegurarse la tercera posición olímpica con un acumulado de 16.316.

De esta manera, el surcoreano de 19 años cumplió con los pronósticos y acabó con el dominio (en este aparato) de los europeos, pero debieron pasar 14 años para ello.

En tanto, el chileno Tomás González, quien vive su segunda final en Londres 2012, después de disputar la de suelo, volvió a terminar cuarto, ahora con puntaje de 16.183.