Constancia e inversión. Los Raptors se han mantenido en las primeras cinco posiciones en la Conferencia Este del 2013 a la presente temporada, periodo en el que han ganado 65% de los partidos de fase regular.

En seis temporadas, 51 jugadores del equipo han portado el jersey de Toronto. De ellos, Jonas Valanciunas y Kyle Lowry son los elementos que más campañas acumulan en la organización con una estancia que se remonta desde el 2012.

“Quiero crear un equipo que esté en posición de ir un paso más allá en la NBA”, señala Masai Ujiri, presidente de la franquicia.

Lowry es el jugador mejor pagado de la organización, su salario es 21% del total de la nómina de la organización, con 31.2 millones de dólares y su estancia está asegurada hasta la próxima campaña. Él lidera en el departamento de asistencias en el equipo.

La nómina de Toronto es la tercera más alta en la liga en esta fase regular, con 141.3 millones de dólares —incrementó 21% en comparación con el año pasado. En relación con los últimos seis años, es la tercera vez que su inversión se coloca entre los primeros lugares.

Pero en ninguna de esas campañas han ganado las Finales de la NBA y ni siquiera han avanzado a la final de la Conferencia Este.

Cinco jugadores se añadieron la presente temporada y el acuerdo más oneroso fue el de Kawhi Leonard, por 94 millones de dólares y cinco años. Lo cual fue posible porque el equipo intercambió a DeMar DeRozan, quien era una de sus estrellas.

Leonard es ahora el que ocupa dicho sitio, al aportar por encuentro 25.6 unidades, con lo que iguala lo hecho en la temporada 2016-2017, cuando jugaba con los Spurs.

•••

“Mi filosofía es algo así como una filosofía empresarial. Un empresario hará lo necesario para asegurarse de que las cosas se hagan. Nuestros entrenadores y jugadores serán así. Harán lo que sea necesario”, explicó Nick Nurse, head coach de Toronto, previo al inicio de la campaña.

Nurse disputa su primera temporada como head coach y hasta el momento mantiene al equipo en el primer sitio de su Conferencia, tras ganar 80% de los encuentros disputados.

El entrenador comenzó a trabajar con la organización desde el 2013 como asistente de Dwane Casey. Pero, para la temporada 2018-2019, la directiva decidió ascenderlo a entrenador.

Ujiri, ahora presidente del equipo, expone que el liderazgo de Nurse es una cualidad que los ayuda a alcanzar sus objetivos. Además, su dedicación es clave para que la ofensiva sea la cuarta mejor de la NBA y para que tengan la octava mejor defensiva de la liga.

La constancia y la inversión los ha mantenido a flote, pero aún no les permite levantar el título.