Óscar Pérez, ordenando unos tacos, escogiendo una torta, deteniéndose para hablar con los medios tras un día de entrenamiento, el Conejo dando una plática sobre cómo llevar una alimentación saludable, un capitán que se acerca a sus compañeros en Tuzos para pedirles estabilidad y concentración. Todo esto es el portero de Pachuca y también según la numerología de Pitágoras es un número 5...

¿Era su destino cerrar su larga carrera con un Mundial de Clubes que le extiende su contrato unos meses más a petición del mismo club?

Son carreras cortas como de 15 años, bueno yo ya me pasé un poquito, pero son casos especiales, ojalá que en México sigan saliendo jugadores de gran calidad responde en entrevista con El Economista.

Pitágoras puede ofrecernos una respuesta acerca de esto del destino. Uno de los más grandes matemáticos y filósofos de la historia relacionaba el destino de una persona con su número de la vida, es decir, decía que la existencia podía explicarse reduciendo la fecha de nacimiento a un solo dígito. El griego sustentó la numerología o significado de los números en el año 529 antes de Cristo, en una escuela de Crotona al sur de Italia y ha sido retomada en varias culturas y por grandes nombres como Platón, Johannes Kepler, Albert Einstein y Johann von Goethe.

A Óscar le corresponde el número 5, que señala a las personas disciplinadas, impredecibles y compulsivas, entre otras características. Todo esto ha tenido que ser el portero del Pachuca para extender con calidad su carrera de futbolista. Es tan disciplinado que cuida todo lo que come, es impredecible porque cuando piensas que su carrera ha llegado a su fin te sorprende diciendo que quizás esté un poco más , es compulsivo como para salir despavorido de su portería para ir a rematar al arco contrario como el sábado pasado.

Al menos en la alimentación, Óscar no se restringe algunos gustos sin descuidar su peso 75 kg, superior a los 73 kg del promedio entre los jugadores del equipo.

Conforme van pasando los años, mi cuerpo me va requiriendo de mucho más cosas, en cuanto a descansos y una buena alimentación, que esa durante el tiempo la he hecho como un hábito, ya trato de no malpasarme, es decir, comer de más. No te voy a decir que no, de repente, unos tacos, unas tortas, es normal en México y lo como cuando se puede .

El Conejo ha sido embajador en conferencias de prensa sobre la salud preventiva, dando consejos como deportista profesional y siendo vocero, por ejemplo, en la presentación del balón Voit que tiene la campaña de prevención contra el cáncer de mama y próstata.

Del sábado a la mitad de semana trato de descansar y dosificar el trabajo para no terminar tan molido, obviamente mi organismo requiere de más tiempo para la recuperación y con ayuda de Alán Cruz, el entrenador en jefe de los arqueros, lo vamos coordinando , señala.

Óscar también puede ser la moda. Sí, a sus 44 años los Millennials lo aceptan, lo alaban y por eso repiten una y otra vez sus hazañas. Actualmente, de todos los jugadores del futbol mexicano es el de mayor edad, y luego de marcar un gol a Cruz Azul en el minuto 93, fue una de las sensaciones de las redes sociales y el Internet. Fue el más nombrado en el futbol nacional con 100 menciones a las 9:00 de la noche de acuerdo con datos de Google Trends. Ni siquiera a la misma hora, la goleada de Monarcas sobre Pumas, generó esa difusión, con sólo 47 menciones. Otra herramienta estadística como ‘Tweetchup’ registró esa noche 1,592 tuits con la mención Óscar Pérez y 1,600 tuits mencionaron su cuenta oficial @Oscar_Conejo21.

Su nombre se volvió viral, busca permanecer en Tuzos aún después de su retiro con consejos a las jóvenes estrellas del equipo, entre ellos, el capitán Erick Gutiérrez, quien besó la frente de Óscar cuando marcó el gol ante Cruz Azul. Una escena que habla de admiración a un clásico jugador del futbol mexicano, quien pide estabilidad emocional para encarar compromisos en instancias decisivas .