Cruz Azul dejó de ser un equipo complicado para los equipos que visitan su estadio. Y es que la Máquina de Tomás Boy acumula cinco partidos sin poder regalarle una victoria a sus aficionados, cuatro de ellos sin si quiera poder marcar goles. Justo en esa estadística radica gran parte del último fracaso del cuadro cementero, conjunto que se quedó sin Liguilla en el Clausura 2016.

El último triunfo de los celestes en el Azul se dio el 27 de febrero del 2016, cuando los del Jefe Boy derrotaron 4-0 a Monterrey. A partir de entonces llegó la sequía de victorias y el cuadro capitalino sufrió dos empates y dos descalabros, terminando con 50% de efectividad en su propia cancha, registro que les cobró factura dejándolos fuera de la pelea por el título.

Dimos muchísimas facilidades, algo que no venía sucediendo. No toleramos la presión , expuso Boy tras caer 3-0 ante Tigres en la última jornada del torneo pasado, descalabro que los dejó fuera de la Liguilla cuando tenían la calificación en sus manos.

Y la crisis de la Máquina como local no sólo incluye resultados, sino también su producción ofensiva, ya que en sus últimos cuatro choques fue incapaz de mandar la pelota a las redes. Pachuca, Santos y Tigres dejaron su meta en blanco en la recta final del Clausura 2016 cuando visitaron el Azul, mientras que Pumas ya le hizo pasar una mala tarde en su primera presentación en su estadio en el Apertura 2016.

No me preocupa la falta de gol porque el equipo está sólido , opinó Boy el sábado tras igualar con Pumas y sumar 90 minutos más sin poder regalarle una anotación a los aficionados que los apoyan en las tribunas de su estadio.

Julián Vázquez, refuerzo argentino del equipo, tampoco quiso hacer dramas y en conferencia de prensa expuso que tras lo que han mostrado en dos jornadas este equipo necesita ganar un partido para tomar confianza. El grupo está bien, tuvimos las situaciones más claras, pero el portero (Alejandro Palacios) fue figura .

Números en casa condenan a los celestes

Si bien el sábado pasado Cruz Azul tuvo las mejores oportunidades para llevarse los tres puntos, la realidad es que a partir de su próxima presentación en el Azul deberán de comenzar a sumar de tres en tres, ya que con 50% de productividad que alcanzó en sus juegos como local en el semestre pasado es casi imposible que se gane un boleto a la Liguilla.

En el Clausura 2016 sólo un equipo (Chivas) realizó una temporada más pobre ante sus seguidores con 48% de los puntos conseguidos. Fuera de esa excepción, los siete clubes restantes que avanzaron a la pelea por el título obtuvieron entre 62 y 83% de las unidades que disputaron en sus estadios.

A pesar de que el equipo cementero fracasó en su intento de iniciar su campaña como local con el pie derecho, Vázquez pidió no ver sólo las cosas negativas, ya que asegura que el plantel muestra cosas buenas que se potencializarán en cuanto llegue una victoria.

Hay cosas positivas que este grupo está logrando. No siempre se debe pensar en lo negativo. Hemos generado mucho en los dos juegos que hemos tenido. Hemos tenido más oportunidades de goles que los rivales y solamente es cuestión de esperar para que los resultados se den .

Si bien Cruz Azul tendrá primero su partido ante Monterrey este fin de semana como visitante, la realidad es que deberá de comenzar a prepararse pare recibir a Tijuana en la jornada cuatro, ya que en caso de no sumar tres puntos comenzará a rezagarse en la producción de puntos en casa, cosecha que es determinante pensando en una posible calificación a la Liguilla, instancia que se ha perdido en los últimos años.

carlos.herrera@eleconomista.mx