El mejor equipo de la Conferencia Oeste luce irreconocible cuando se ataca su punto más débil. Los Golden State Warriors, el único equipo de la NBA que esta temporada tiene el menor número de partidos perdidos, con ocho, son, por juego, líderes en puntos, asistencias, bloqueos, robos y porcentaje en tiros de campo. Sin embargo, no figuran entre los cinco mejores equipos en porcentaje de tiros libres ni en rebotes.

Ni los actuales campeones de la Liga, los Cavaliers, suman las victorias que tienen los Warriors (43), parecieran invencibles, pero los Sacramento Kings, que no ganan un título de la NBA desde 1951, les propinaron su última derrota el pasado 4 de febrero.

¿Cómo derrotaron 106-109 a los Warriors?: recuperando más rebotes.

Esa noche Stephen Curry lideró puntos (35) ante la ofensiva de los Kings de DeMarcus Cousins (32), pero Kevin Durant, con nueve rebotes recuperados, no alcanzó los 14 logrados por el rival Matt Barnes. En este encuentro los Kings recuperaron en total cinco rebotes más que los visitantes en el Golden Center. No sólo eso, en el porcentaje de tiros libres los Kings superaron con 84.2 % a los Warriors, que acumularon 79.2%, y con esto se revela que es su punto débil.

La reacción del coach Steve Kerr en el tercer cuarto del partido ante Sacramento Kings (106-109) es una muestra de que no están acostumbrados a perder.

Me siento mal por mis palabras, pero no me importa la explosión. Antes de que me sacaran de la cancha, fue uno de los peores juegos que he jugado en toda la temporada. No reconocí a nuestro equipo, no éramos nosotros , explicó Kerr, que pagará una multa de 25,000 dólares por encarar al árbitro de ese partido.

En contraste, en uno de sus significativos resultados, los Warriors le dieron una lección al equipo campeón de LeBron James, los Cavs, derrotándolos 91-126 el pasado 16 de enero en el Oracle Arena.

En esta ocasión, perdieron sólo el tercer cuarto, por cinco puntos, y fue Klay Thompson el líder en puntos en el juego, con 26, superando los 20 del Rey LeBron. Mientras que, en asistencias con 11 logradas entre varios jugadores, demostraron que son fuertes, y, en los rebotes, donde flaquean, trabajaron en equipo para recuperar 13 contra los 9 de Iman Shumpert. De igual manera, los Warriors lograron un mejor porcentaje en tiros libres, con 79.2%, que los Cavs, que sumaron 74.1 por ciento. Rebotes y porcentaje de tiros libres, de eso dependen en gran medida las victorias de Golden State.

El pasado 23 de enero, fuera de casa, los Warriors salieron de su zona de confort para jugar en el estadio de Miami Heat, donde perdieron 102-105. En este encuentro, en puntos -estadística en la que son líderes- el Heat fue mejor, con las 33 unidades de Dion Waiters, que dejó atrás los puntos conseguidos por Kevin Durant (27).

Y, de nueva cuenta, los rebotes fueron el punto débil; Hassan Whiteside recuperó 15 contra los 10 que realizó Stephen Curry. En porcentaje de tiros libres, los visitantes fueron superiores al Heat en una unidad (60 contra 59.3%), pero aún fueron insuficientes. Un encestada de tres puntos de Waiters, quien esa noche empató la mejor marca de unidades en su vida, cerró el triunfo a seis décimas.

Él nunca está asustado, no tiene miedo. Es temerario y desea como nadie responder en esos momentos , dijo el entrenador del Heat, Erik Spoelstra, sobre Waiters. Estos son ejemplos de cómo se logra derrotar a los Warriors. Queda casi media temporada para estudiarlos y que otros equipos impidan que hilen rachas de victorias.