Frankfurt, Ale.- Para seguir su sana costumbre, el ariete mexicano Javier Hernández se vistió de héroe con Bayer Leverkusen, al aportar un doblete en el triunfo 3-1 sobre Frankfurt, con lo cual las aspirinas rompieron una racha de tres tropiezos en fila.

En el marco de la fecha 13 en la Bundesliga 2015-2016, el jalisciense conquistó el campo del Commerzbank-Arena y arribó a siete partidos en fila anotando para su club (tomando en cuenta todas las competencias), ahora ostenta seis dianas en la Primera División del futbol alemán.

La fiesta del Chicharito inició al minuto 23, con la complicidad de los locales, quienes intentaban salir jugando cuando les robaron el balón, mismo que llegó hasta los dominios del esloveno Kevin Kampl.

Éste centró en busca del tapatío, el balón fue abanicado por el central en su pobre intento de despeje y entonces a CH7 sólo le restó empujar el esférico al fondo de las redes para el 1-0.

La ventaja fue una recompensa para los pupilos de Roger Schmidt, quienes habían puesto el espectáculo y las oportunidades francas de gol; aún después del festejo, se mantuvieron en esa misma tónica y el 2-0 no tardó mucho en caer.

Corría el minuto 38 cuando el turco Hakan Çalhanoglu encontró el espacio perfecto, le envió la pelota a Hernández Balcázar y éste sacó un disparo cruzado, el cual se dio el lujo de colar por en medio de las piernas del guardameta finlandés Lukas Hradecky.

Todo era felicidad en el banquillo del Bayer, parecía que por fin estaban atados los fantasmas del pasado, esos que les hacían perder el control de los partidos, hasta que justo antes de irse al descanso el serbio Slobodan Medojevic descontó con testarazo para el 2-1.

El Bayer no podía darse el lujo de volver a tropezar, más aún contra una escuadra que no gana en casa desde hace más de dos meses, así que Schmidt decidió refrescar su ataque y al minuto 62 decidió que era todo para el ex del Real Madrid y Manchester United; como es habitual, su lugar lo ocupó Stefan Kiessling.

La tranquilidad para los visitantes se dio al 72, en una combinación entre Kampl y Çalhanoglu, quien fue el autor del 3-1 que puso el broche de oro a este bálsamo, el cual ascendió a su equipo al sexto lugar provisional, con 20 unidades y un espacio entre los puestos que clasifican a torneos europeos.

En tanto Frankfurt se estacionó con 14 puntos y de momento permanece en la doceava casilla general, con sólo cuatro de margen sobre la tan temida zona roja.