El paraguayo Cerro Porteño fue el mejor campeón del continente en este 2015, de acuerdo con el quinto Ranking Anual de Campeones de América, realizado por El Economista. Es la primera ocasión desde que se realiza esta clasificación que un equipo logra repetir en el primer lugar.

El conjunto sudamericano también se coronó en el 2013, cuando superó a Cruzeiro de Brasil y en esta ocasión venció por menos de cinco unidades al Deportivo Táchira de Venezuela.

El ranking toma en cuenta cuatro factores para determinar quién fue el mejor campeón (el más dominante en su torneo local): la calidad de la liga, la diferencia de goles con lo que lo consiguió, la productividad con lo que lo hizo y el valor de la plantilla. En la infografía que acompaña al texto se explica a detalle la metodología.

Cerro Porteño es uno de los clubes más clásicos de Sudamérica. Este 2015 y para el 2016 tiene una plantilla competitiva, con jugadores que han dejado Europa para seguir su carrera en su continente. Entre sus filas cuenta con el portero argentino Cristian Álvarez, quien militó seis temporadas en el futbol español; en la defensa está un símbolo reciente del balompié uruguayo, como el defensa central Diego Lugano; además de Víctor Hugo Mareco, quien estuvo entre el 2001 y el 2012 en la Serie A de Italia; asimismo, negocian la incorporación del argentino Jonás Gutiérrez, otro futbolista que ha hecho carrera del otro lado del Atlántico, y adelante tienen al ex atlista José Ortigoza.

En promedio, en América se coronan con 66.7%

Otro de los hallazgos del ranking 2015 es el promedio de productividad que tiene un campeón de nuestro continente. Los monarcas se coronan con 66.7 por ciento. Entre los 10 primeros sitios en esta clasificación están equipos catalogados como grandes o de gran tradición internacional: Cerro Porteño de Paraguay, Boca Juniors de Argentina y Colo-Colo de Chile, pero el resto del top 10 son de naciones como Nicaragua, Honduras, Guatemala y Trinidad y Tobago.

Campeones mexicanos... no son dominadores

Los especialistas apuntan en dos sentidos a la Liga mexicana. Competitiva o mediocre. Pues de acuerdo con esta clasificación –que evalúa qué tan dominante es un campeón sin duda los reyes nacionales no son de los mejores.

Por ejemplo, Santos fue el monarca local de toda América que se coronó con la productividad más baja de los 34 enlistados. Lo hizo con 53.6%, superado por un conjunto muy modesto como Santa Tecla de El Salvador, que totalizó 53.9 por ciento.

Mientras que los Tigres ocuparon en ese rubro el puesto 26.

Pero donde sí destacaron fue en que ambos clubes del norte de México están entre los cinco campeones que lograron su corona teniendo alguna de las plantillas más cotizadas.

Ya con la sumatoria total, Santos fue el cuarto peor campeón del continente y el equipo de Ricardo Ferreti fue el sitio 19, por debajo de la media del ranking.

Si tomamos en cuenta los datos de los equipos mexicanos de la presente edición junto con las otras cuatro, la media en el que su ubican en este ranking es en el puesto número 20, es decir, debajo de la mitad de la tabla. Durante estos años (vale decir que la metodología del estudio se ha perfeccionado año con año) en sólo dos ocasiones (Santos 2012 y Pumas 2011) han logrado ubicarse entre los primeros 10 lugares, el resto van entre los sitios 20 y 34.

Chile, el que siempre está presente

Durante los cinco años en los que se ha realizado esta clasificación, los equipos chilenos son los que más presencia tienen en el top cinco. A excepción del 2013, en el resto de las ediciones compitieron. En cinco ocasiones, sus clubes han estado en el ranking, seguido de equipos de Nicaragua y Venezuela, con cuatro ocasiones, y Uruguay y Paraguay, con tres.

Hay que recordar que la lista premia al campeón más dominante, por ello se toman en cuenta productividad y diferencia de goles.

Portland, el último sitio

La MLS ha sido la liga del continente que mejores fichajes ha realizado. Llegó Kaká, Steven Gerrard, Frank Lampard, Giovani dos Santos, Didier Drogba e incluso según Forbes México tienen los mejores salarios. Pero en términos deportivos, este año su campeón no fue el mejor en la región. Ganó su primera liga en su historia, lo hizo desde el quinto puesto de la general y posteriormente fue el mejor en los playoffs.

undefined