Breslavia. Brasil, que había goleado 6-0 a Irak el jueves pasado, cerró este martes su pequeña gira de amistosos en Europa con una nueva victoria 4-0 sobre Japón, en partido disputado en Breslavia, Polonia, con un doblete de su estrella Neymar.

El primer tanto fue anotado por Paulinho (12), antes de que Neymar lograra el doblete (25 de penal y 47) en un duelo en que Kaká, que había regresado al equipo en el partido contra Irak, cerró la cuenta en el minuto 75.

"La selección brasileña está creciendo. Estoy seguro de que todos ustedes se van de aquí con ese sentimiento y confiados de que podemos mejorar más todavía", señaló el técnico brasileño, Mano Menezes. "El equipo fue muy inteligente. Cuando pasa eso, el sistema táctico acaba funcionando", añadió.

Pese al resultado en contra, Japón tuvo ocasiones claras de gol. A los ocho minutos, Keisuke Honda lanzó un disparo con el pie izquierdo dentro del área que fue detenido por Diego Alves, el portero del Valencia, que tuvo una buena actuación y que parece el preferido por Mano Menezes.

Pero Brasil se recuperó de ese susto y a los 12 minutos llegó su primer tanto, anotado por Paulinho. La canarinha robó un balón en campo japonés y Oscar cedió a su derecha al jugador del Corinthians, quien desde fuera del área sorprendió a Eiji Kawashima con un disparo pegado a uno de los postes.

El segundo tanto, anotado por Neymar de penal en el minuto 25, llegaría tras una falta de Yasuyuki Konno, que tocó el balón con la mano cuando se encontraba en el suelo y trataba de frenar una incursión de Kaká.

Pero Japón, que había ganado el viernes a Francia en un amistoso en París (1-0), se siguió mostrando peligroso y en el minuto 31, Makoto Hasebe lanzó un peligroso disparo desde fuera del área, que Diego Alves acertó a despejar a córner con dificultades con la mano derecha.

"Ya habíamos jugado muy bien contra China e Irak, pero contra un rival más cualificado, como Japón, que acababa de ganar a Francia, el resultado merece destacarse más. Lo más importante es que la selección jugó bien y los jugadores lo saben", dijo Menezes.

Kaká tendría su primera oportunidad pasada la media hora de partido, cuando en el minuto 34 lanzó un disparo con su pie derecho, pero el remate dio en el poste y fue despejado por la defensa nipona.

La segunda mitad empezó bien para Brasil ya que a los dos minutos de reiniciado el encuentro, Neymar aumentó la cuenta. El jugador del Santos paró con el pecho un córner lanzado desde la derecha y tras controlar el balón lanzó un disparo que desvió el defensa japonés Maya Yoshida a sus redes.

Brasil logró otro tanto en el minuto 66 por medio de Ramires, pero el árbitro polaco Martin Borski consideró que el centro de Neymar desde la derecha había sobrepasado en el aire los límites del terreno de juego.

Al final, Kaká, que había marcado un gol en su regreso a la selección contra Irak, anotó otro contra Japón (75), en un contragolpe, donde cruzó el balón a la izquierda del portero japonés en su salida.

EISS