"Le pedimos perdón al profe", dice en directo un enviado de la televisión mexicana con el distendido calentamiento del equipo nacional de fondo. En el campo anexo prepara el trabajo táctico en soledad Juan Carlos Osorio, un resucitado cuyas influencias van de Marcelo Bielsa al Barcelona de 1992.

Con el histórico triunfo ante Alemania (1-0) el técnico colombiano, antiguo futbolista profesional, de 57 años, borró de un plumazo la avalancha de críticas que le persiguen desde que se hiciera cargo del Tri en 2015.

'Dedicar al de arriba' 

"Aprovecho para dedicar en especial al de arriba, que es el que me ha dado la paciencia para aguantar tanto acá", dijo Osorio para cerrar su rueda de prensa el domingo tras la gesta.
 

Su etapa se ha caracterizado por una lucha constante por ganarse el favor de gran parte de la prensa y público, que nunca han digerido su tendencia a las rotaciones y a los cambios de posición de los jugadores.

En su travesía, justo antes del Mundial, tuvo un encuentro con Marcelo Bielsa, para intentar descifrar cómo pudo el argentino revolucionar el fútbol de la selección chilena.

"Le fui a ver a Fortaleza (Brasil), nos juntamos tres días y hablamos unas 15 horas. Fui a preguntarle qué había hecho para cambiar Chile. Había sido último en las eliminatorias de Corea y Japón, ahora es bicampeona de América", señaló Osorio en una entrevista de televisión previa al Mundial.

"Siempre me manifestó que no había hecho nada extraordinario, que lo había conseguido todo a través del entrenamiento y otros factores", añadió sobre su 'training' con el próximo entrenador del Leeds, de la segunda división inglesa.

Muy valorado por el vestuario, acostumbrado a ejercer de escudo antes las críticas, Osorio se ha ganado la confianza de sus jugadores por su condición de estudioso del fútbol y motivador.

El arquero Guillermo 'Memo' Ochoa, salvador ante Alemania con un vuelo en un tiro de falta ante Toni Kroos, explicó tras el duelo en zona mixta una anécdota que ilustra bien la personalidad de Osorio.

"Una vez nos dijo, 'hoy me levanté a las seis de la mañana para ver el Barça de 1992, ellos jugaban en 3-4-3, pienso que tenemos los jugadores para hacerlo'", señaló Ochoa.

- Guardiola, Cocu y Hiddink -

"Es un entrenador del tipo Bielsa, tiene una aproximaxión científica. Fue una semana a hablar con él. Vino a Europa para comer y hablar con (Alex) Ferguson. Lo ha hecho también con (Pep) Guardiola, Phillip Cocu, Guus Hiddink... Por ejemplo intenta descubrir por qué Corea del Sur lo hizo tan bien en 2002 (semifinalista)", añadió el jugador del Standard de Lieja.
 

 "Es un genio y los genios hacen cosas diferentes", resumió el lunes Miguel Layún, que ocupó la banda derecha ante la Mannschaft.

 

Osorio, que según ha dado a entender que abandonará la selección mexicana tras el Mundial, fue incluso abucheado en el Azteca, en el partido que despedía al Tri del país (triunfo 1-0).

"Sabe mucho de fútbol, sabe lo que hace cada jugador, las críticas las hacen para chingar, lo único malo es que ahora la gente que le ha criticado se quiere subir al camión", dijo Jonathan Dos Santos, que no jugó ante Alemania.

"Nadie se merece más este triunfo que una sola persona. Y no es mexicano", resumió en las redes sociales Oribe Peralta, que también siguió el duelo desde la banca.