En el equipo de Alemania tienen gripe el técnico, Joachim Low, y los jugadores Philipp Lahm y Lukas Podolski, antes del duelo por el tercer puesto frente a Uruguay, mientras que Miroslav Klose tiene problemas físicos, dijo este viernes la 'Mannschaft'.

"Low guarda cama y no participará en la conferencia de prensa en la víspera del partido (contra Uruguay) en Port Elizabeth", indicó a la AFP el portavoz de la 'Mannschaft', Harald Stenger.

El seleccionador hará el desplazamiento a esa ciudad y estará en el banquillo el sábado, pero será sustituido por su adjunto, Hansi Flick, para la conferencia de prensa de este viernes.

Flick dirigió la última sesión de entrenamiento en el estadio de Atteridgeville este viernes, antes de la salida de la delegación germana hacia Port Elizabeth.

Lahm, capitán del combinado, y Podolski no participaron en esa sesión pero estarán 'a priori' disponibles para el partido contra Uruguay, pues "su estado es menos grave que el del seleccionador", precisó Stenger.

En lo que respecta a Klose, que tiene dolores en la espalda después de la semifinal, perdida contra España el miércoles (1-0), no se entrenó con sus compañeros de equipo, pero se quedó en el hotel para realizar ejercicios específicos.

Klose, que marcó cuatro goles desde el inicio del torneo, puede igualar contra Uruguay el récord de 15 tantos del brasileño Ronaldo en tres participaciones en el Mundial.